https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 28.04.2021 - Última actualización - 13:07
12:57

Dilemas éticos y criterios establecidos

Covid-19: cómo actuar ante la falta de camas, la decisión más difícil

Llegado el momento en que se tenga que decidir sobre a quién se interna en terapia y a quién no, los hospitales cuentan con una guía donde se presentan criterios focalizados en el derecho integral a la salud y la delimitación de responsabilidades éticas para el uso de los recursos críticos ante esa situación.

 Crédito: Flavio Raina
Crédito: Flavio Raina

Crédito: Flavio Raina



Dilemas éticos y criterios establecidos Covid-19: cómo actuar ante la falta de camas, la decisión más difícil Llegado el momento en que se tenga que decidir sobre a quién se interna en terapia y a quién no, los hospitales cuentan con una guía donde se presentan criterios focalizados en el derecho integral a la salud y la delimitación de responsabilidades éticas para el uso de los recursos críticos ante esa situación. Llegado el momento en que se tenga que decidir sobre a quién se interna en terapia y a quién no, los hospitales cuentan con una guía donde se presentan criterios focalizados en el derecho integral a la salud y la delimitación de responsabilidades éticas para el uso de los recursos críticos ante esa situación.

El sistema de salud en el país está viviendo momentos complicados. La segunda ola de Covid-19 está dejando al borde del colapso a los centros de salud. En muchas instituciones se ha ampliado la capacidad de camas de terapia, pero aun así no parece ser suficiente y como si fuera poco comienza a escasear el oxígeno.

 

Para entender mejor la magnitud de la situación y comprender qué significa activar el “protocolo de última cama”, El Litoral entrevistó a Ignacio Maglio, miembro del Comité de Bioética de la Fundación Huésped, quien además integra el grupo de profesionales que asesoran al Presidente en esta pandemia.


“En 40 años de experiencia hospitalaria nunca nos ha tocado vivir esta situación, en lo personal yo nunca pensé que tendríamos que tomar este tipo de decisiones”, aseguró respecto a lo que está viviendo el sistema de salud en Buenos Aires.

“La decisión de la ética, el dilema de la última cama ya no es una cuestión de futuro sino que es una cuestión de presente, estamos tomando decisiones que son difíciles, pero lo importante es que sean decisiones que se toman en base a un consenso y a unas guías”, remarcó Maglio.

El Gobierno nacional creó un Comité de Ética y Derechos Humanos en Pandemia COVID 19, mediante un decreto publicado a fines de junio del año pasado. Ese comité tiene carácter “asesor y consultivo” para brindar asesoramiento al Ministerio de Salud. En ese texto figuran lineamientos para la toma de decisiones en la asignación de recursos a pacientes que requieren cuidados críticos.

 

 

Protocolos para asignar recursos escasos

Las recomendaciones no solo están basadas en cuestiones de equipamientos y camas, sino que también abordan cuestiones morales y éticas.

El profesional informó que una de las primeras recomendaciones que hacen en las guías, es que las decisiones, sobre quién vive y quién no, no las deben tomar nunca médicos intensivistas, médicos que derivan a los pacientes, ni los médicos tratantes. Además “esas decisiones no se tienen que tomar en soledad, ni en un ambiente de incontinencia institucional, por eso nosotros proponemos la creación de grupos integrados por tres profesionales independientes a la atención del paciente, que no lo conocen”, informó Maglio
 

 

El documento creado por Nación donde marca los criterios que se deben seguir a la hora de tomar decisiones en esta situación establece los siguientes puntos:

 

-Criterio de mayor bien o maximización de los beneficios. Exige asignar bienes u oportunidades limitadas a quienes más puedan beneficiarse por recibirlas. En el ámbito clínico, este principio se traduce en el deber de asignar los recursos escasos a quienes tengan mayor posibilidad clínica de beneficiarse por recibirlos. Es decir, aquellas indicaciones basadas en la mejor evidencia científica disponible respecto: a la probabilidad de éxito, con una intervención médica determinada, en un paciente específico. Este será el principal indicador para la asignación de recursos críticos disponibles que debe regirse por la proporcionalidad terapéutica.

 

-Criterio de respeto igualitario. Cada persona es igualmente valiosa. Las decisiones de cuidado y tratamiento deberían basarse en la necesidad médica. Los pacientes con síntomas o problemas de salud similares deben recibir igual cuidado y tratamiento.

 

-Criterio de no discriminación: ningún paciente será pospuesto en la atención por razones que no sean estrictamente médicas, esto es edad, género, condición social, clase, religión, etnia, o cualquier otra característica relativa a su condición o lugar en la sociedad.

 

-Criterio de transparencia: toda la información sobre las decisiones que se toman, los fundamentos por los cuales se tomaron, así como la información con relación a dónde fue realizado y por quién, deben estar basadas en un proceso previamente difundido y ser de acceso público.

 

-Criterio de información y comunicación: el proceso por el cual se toman las decisiones debe ser abierto a discusión y escrutinio público y dinámico según las circunstancias determinen que debe ser modificado.

 

-Responsabilidad: se deben disponer mecanismos para asegurar que las personas involucradas en las tomas de decisiones den cuenta por sus acciones e inacciones en la respuesta del sistema de salud a la pandemia y cuenten con la idoneidad para tomar las decisiones que se requieren.

 

-Criterio de razonabilidad y factibilidad: las decisiones no deben ser arbitrarias, sino que deben ser fundamentadas en razones que puedan ser explicadas, proporcionales a la amenaza y basadas en la evidencia disponible, experiencia y prácticas. Asimismo, deben ser factibles de ser aplicadas.

 

 

-Criterios de solidaridad y justicia, las decisiones que se toman en tiempos de pandemia requieren de un alto grado de solidaridad por parte de las partes involucradas y la ciudadanía y deben estar sostenidos en bases de justicia claras.

 

-Deber de cuidado. Todos los pacientes deben recibir el mejor tratamiento y cuidado posibles que estén disponibles. Aun cuando los recursos necesiten ser racionados durante una crisis, los profesionales y trabajadores de salud tienen un deber de cuidado para promover el bienestar del paciente con los recursos disponibles. Con los profesionales y trabajadores de salud también se tiene un deber de cuidado y deben recibir los elementos de protección personal adecuados.

 

 

Entre otros puntos , se hace hincapié en que: “los pacientes que no sean admitidos en una unidad de cuidados intensivos por falta de recursos recibirán la atención médica disponible en el nivel subsiguiente de complejidad acorde a según lo requiera la situación clínica de cada paciente y las medidas de cuidado correspondientes”. En este sentido Maglio remarcó la importancia de establecer sistemas y servicios de cuidados paliativos y esto también es otro gran desafío que tienen que asumir todas las instituciones que trabajan en la atención de pacientes críticos con covid.

Encuentro para asesorar al Presidente

Este miércoles se realizará una reunión del Comité de Bioética y Derechos Humanos y Maglio estará presente. “Es una reunión informativa, donde se va a discutir y reflexionar sobre algunos avances en relación a estas últimas medidas”.


Temas:



Casa Gris y Senado, en una velada de 2 rounds -  -
Política
Desbarataron un zoológico clandestino en Santa Fe - El operativo estuvo a cargo de la policía local, efectivos de la Guardia Rural los Pumas y de personal de Fauna, del Ministerio de la Producción. -
Sucesos
Marcela Maydana fue asesinada  de un disparo en la cabeza -  -
Sucesos
Seguidilla de inseguridad en Casco Histórico: motochorros contra comensales de un bar - El bar está ubicado frente a la Plaza 25 de Mayo.  -
Gimnasios implementarán balcones y espacios abiertos en la ciudad -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz