https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 05.06.2021 - Última actualización - 08.06.2021 - 9:11
18:55

Una historia de convicción

Maca: la joven promesa de la danza que sueña con ir a la Ópera de París

Tiene 11 años y es alumna de la profesora Betty Sture. Entrena hasta 8 horas diarias. Su familia tuvo que adecuar la casa para que no pierda continuidad en medio de las restricciones. Tras audiciones virtuales, fue aceptada en prestigiosas escuelas de Estados Unidos y Francia, pero no puede viajar por la pandemia. Aguarda ansiosa la posibilidad de poder avanzar sus estudios en el exterior.

 

Maca ama bailar, algo que hace desde los 3 años cuando le pedía por favor a su mamá que la lleve a las clases. En 2020 ganó dos medallas de oro en Danzamérica en repertorio clásico y en jazz contemporáneo. Crédito: Gentileza Charly SotoMaca ama bailar, algo que hace desde los 3 años cuando le pedía por favor a su mamá que la lleve a las clases. En 2020 ganó dos medallas de oro en Danzamérica en repertorio clásico y en jazz contemporáneo.
Crédito: Gentileza Charly Soto

Maca ama bailar, algo que hace desde los 3 años cuando le pedía por favor a su mamá que la lleve a las clases. En 2020 ganó dos medallas de oro en Danzamérica en repertorio clásico y en jazz contemporáneo. Crédito: Gentileza Charly Soto

El Litoral en Google News



Una historia de convicción Maca: la joven promesa de la danza que sueña con ir a la Ópera de París Tiene 11 años y es alumna de la profesora Betty Sture. Entrena hasta 8 horas diarias. Su familia tuvo que adecuar la casa para que no pierda continuidad en medio de las restricciones. Tras audiciones virtuales, fue aceptada en prestigiosas escuelas de Estados Unidos y Francia, pero no puede viajar por la pandemia. Aguarda ansiosa la posibilidad de poder avanzar sus estudios en el exterior.   Tiene 11 años y es alumna de la profesora Betty Sture. Entrena hasta 8 horas diarias. Su familia tuvo que adecuar la casa para que no pierda continuidad en medio de las restricciones. Tras audiciones virtuales, fue aceptada en prestigiosas escuelas de Estados Unidos y Francia, pero no puede viajar por la pandemia. Aguarda ansiosa la posibilidad de poder avanzar sus estudios en el exterior.  

 

Aunque tiene apenas 11 años, Macarena Sandoval Ferrari sabe perfectamente lo que quiere hacer con su vida. No tendrá que esperar hasta ser grande para conocer su vocación. “Lo único que quiero hacer es bailar”, cuenta. La joven, una de las promesas de la danza santafesina, entrena varias horas por día luego de asistir a su formación escolar (hoy virtual) y dice que le encanta moverse al ritmo de la música. “Me da una sensación rara, me encanta”, cuenta. Admira a la bailarina Marianela Nuñez y sueña con poder actuar alguna vez en la Ópera de París.

 

 

Alumna de la profesora María Elizabeth “Betty” Sture y de Luis Baldasarre, a través de clases on line, Maca vivió todo tipo de emociones durante el último año. Participó, en forma virtual, en varias audiciones y finalmente fue aceptada para integrar las filas de dos prestigiosos espacios relacionados con la danza a nivel internacional: las Summer Schools (Escuelas de Verano) del American Ballet Theatre’s (ABT’s) y de la Ópera de París correspondientes a 2021. 

 

“Ella prefiere por sobre todo el de París, su sueño es bailar ahí. El problema es que no es virtual, es presencial y no podemos viajar por la pandemia” cuenta Vicky, mamá de Macarena. De modo que tendrán que aguardar, como mínimo, hasta el año que viene. Sin embargo, las del American Ballet comienzan el 14 de junio en forma virtual y ahí si podrá participar. “Lo loable es que estos espacios de formación intensiva para los cuales audicionó seleccionan unas 200 personas de todas las edades y las analizan para que luego puedan entrar en la escuela. Y Maca está entre ellas”, destaca su mamá, sin disimular su orgullo. “El camino está abierto para París, ni bien se pueda. Tenemos que ir de a poco, pero dio un paso muy importante al quedar seleccionada, son dos de las compañías más importantes del mundo”.

 

Foto: Gentileza Charly Soto

 

Una vocación precoz

 

 

Macarena tuvo claro desde muy chica que lo suyo era la danza. A los 3 años empezó su formación en una academia del barrio, a la cual asistía dos veces por semana. Y si bien era como una especie de juego más, no se quería perder ni una sola clase. “Iba y le preguntaba a la profesora: ‘¿Cuándo voy a bailar ‘El lago de los cisnes’. Siempre me sorprendió la convicción que tenían, siempre traté de escucharla. A veces tenía fiestas de cumpleaños pero quería ir primero a danza”, recuerda Vicky, quien desde su rol de madre siempre acompañó a su pequeña para que pueda ejercer su vocación.

 

El arribo al ballet, que hoy representa el universo de interés de Maca, fue cuando tenía 8 años. “Empezó en una academia que luego cerró y entonces decidimos enviarla a tomar clases con Betty Sture. En un año con ella, participó en un montón de concursos y realizó muchísimas coreografías. Eso fue en 2019 y a sus 9 años ya lo toma como una profesión. La danza está, para ella, por encima de todo”, rememora su mamá. 

 

Foto: Gentileza Charly Soto

 

Esfuerzo y dedicación

 

 

La familia de Maca la acompaña en su gesta cotidiana para convertirse en una gran bailarina. De hecho, adaptaron una parte de la casa con la incorporación de una barra y un piso especial para que ella pueda continuar con sus entrenamientos, independientemente de las restricciones que existen por la pandemia. 

 

Todo esto implica un desafío para la organización diaria de la familia. “La verdad es que desde el año pasado la casa es un caos, es imposible pasar por el living. Además, la danza es muy cara. Por ejemplo, las zapatillas de punta son muy caras y ella utiliza un par cada 15 días”, admite Vicky. 

 

El camino emprendido por la familia para que Macarena pueda seguir bailando no estuvo exento de sinsabores. Por ejemplo, hace pocas semanas, días antes de las duras restricciones que impusieron las autoridades, viajaron a Carlos Paz para un concurso presencial. Dos horas después de haber llegado a la villa cordobesa les avisaron que la actividad se había suspendido.  

 

Foto: Gentileza Charly Soto

 

Sin embargo, en la casa de los Ferrari existe el compromiso de que Maca pueda mantenerse activa y con un objetivo bien claro en el horizonte. Su historia como muchas otras que andan dando vueltas en estos tiempos pandémicos, sirve para demostrar que a pesar de las dificultades, luchar por los sueños es el aliento vital más necesario. 

 



 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Ignacio Novak
El Litoral en Google News


Temas:



Colón-Pulga: hay acuerdo en las cifras pero no en la forma de pago - Optimismo. La foto de Luis Miguel Rodríguez y su histórico agente FIFA, el rosarino Roberto San Juan. Nace otra novela de suspenso entre el "Pulga" y Colón. -
Actualidad Sabalera
Entre lunes y martes llegarán más de 3 millones de vacunas a Argentina -  -
Salud
 Domingo con mucho frío en la ciudad de Santa Fe -  -
Carolina Losada: "La herramienta para poder cambiar las cosas es la política" - "En el gobierno están cerca de tener el control de las dos cámaras. Y si eso pasa, pueden hacer lo que quieran. El único que puede ponerles un freno es el Congreso". -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Colón Campeón