https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 15.06.2021 - Última actualización - 14:57
14:55

Por Claudio H. Sánchez

El padre de la matemática argentina

Manuel Belgrano conocía muy bien la importancia de la matemática en todas las profesiones. Retrato de 1793, Jean Francois Boichard. Crédito: ArchivoManuel Belgrano conocía muy bien la importancia de la matemática en todas las profesiones. Retrato de 1793, Jean Francois Boichard.
Crédito: Archivo

Manuel Belgrano conocía muy bien la importancia de la matemática en todas las profesiones. Retrato de 1793, Jean Francois Boichard. Crédito: Archivo

El Litoral en Google News



Por Claudio H. Sánchez El padre de la matemática argentina A Belgrano le interesaba especialmente la enseñanza de la matemática. En 1799 impulsó la creación de la Escuela de Náutica, la primera de nuestras instituciones educativas que impartió contenidos técnicos.

Por Claudio H. Sánchez (*) 

 

Los manuales escolares recuerdan a Manuel Belgrano por ser el creador de la bandera nacional, por sus victorias en las batallas de Salta y de Tucumán y por haber formado parte de la Primera Junta en 1810. Pero Belgrano fue también abogado, diplomático, economista y un gran promotor de la educación pública. 

 

A Belgrano le interesaba especialmente la enseñanza de la matemática. En 1799, siendo secretario del Real Consulado de Buenos Aires, impulsó la creación de la Escuela de Náutica, la primera de nuestras instituciones educativas que impartió contenidos técnicos. En una época en que la educación matemática en las escuelas se limitaba a la aritmética básica, el plan de estudios de la Escuela de Náutica incluía temas como geometría, álgebra, trigonometría plana y esférica y el estudio de las secciones cónicas. Contenidos equivalentes a los que hoy se enseñan en nuestras universidades para las carreras de ingeniería, matemática y física. También se otorgaban premios en efectivo y medallas para los mejores alumnos.

 

Belgrano conocía muy bien la importancia de la matemática en todas las profesiones. En el reglamento que él mismo redactó para la Escuela dice Belgrano que, aunque su objetivo era formar pilotos, la enseñanza de las principales ramas de la matemática permitiría a los alumnos que elijan otra carrera "tener unos conocimientos propios con los cuales serán útiles a sí mismos y al Estado". 

 

También en 1799, Belgrano creó la Academia de Dibujo, donde se enseñaba geometría, perspectiva y arquitectura. Y en 1810, ya como miembro de la Primera Junta, creó la Academia de Matemática, que luego fue incorporada a la Universidad de Buenos Aires.

 

Belgrano se preocupó por el desarrollo de la matemática en nuestro país incluso cuando estaba haciendo otra cosa. En 1814 viajó a Europa en misión diplomática con el objeto de buscar apoyo para la causa independentista ante la restauración borbónica en España. En Londres conoció al ingeniero y matemático español Felipe Senillosa y lo invitó a instalarse en el Río de la Plata. En 1816 Senillosa asumió la dirección de la Academia de Matemática donde sus cursos de matemática eran lo más avanzados del momento e incluían temas de cálculo diferencial e integral.

 

La importancia que Belgrano daba a la matemática para el desarrollo de las naciones puede deducirse de un artículo suyo publicado en el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio en febrero de 1806. Dice Belgrano: 

 

"Una revista rápida alrededor del hombre, de sus necesidades y aun de sus placeres, nos hará descubrir, a cada momento, mil antorchas que todo lo iluminan, pero colocadas por la mano sabia de las Matemáticas. Máquinas para sembrar, para regar, para cosechar las semillas que alimentan, para desmenuzarlas y dulcificarlas; máquinas para esquilar los vellones, limpiarlos, hilarlos, darles consistencia, colorido brillante y variado, textura fina y delicada; máquinas para serrar los montes, pulir las maderas, para levantarlas, para bajarlas, para conducirlas, en una palabra: la obra más preciosa que salió de la mano del Eterno; come, viste, vive, se regala a beneficio de la Matemática".

 

Por la creación de la Escuela de Náutica, la Academia de Dibujo y la Academia de Matemática, y por el impulso dado a la enseñanza de la matemática, podemos considerar a Belgrano como uno de los principales promotores de nuestra educación pública y padre de la matemática argentina.

 

(*) Docente y divulgador científico

 

A Belgrano le interesaba especialmente la enseñanza de la matemática. En 1799 impulsó la creación de la Escuela de Náutica, la primera de nuestras instituciones educativas que impartió contenidos técnicos.

 

También en 1799, Belgrano creó la Academia de Dibujo, donde se enseñaba geometría, perspectiva y arquitectura. Y en 1810, ya como miembro de la Primera Junta, creó la Academia de Matemática. 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:



Más de 100.000 jóvenes se anotaron para terminar la secundaria - Santa Fe está entre las jurisdicciones de mayor participación, con 4900 registrados.  -
Educación
Duplican las compensaciones al transporte urbano e interurbano de pasajeros en la provincia -  -
Política
Covid: Argentina reportó 249 decesos y 16.757 nuevos contagios -  -
En agosto priorizarán la aplicación de segundas dosis en todo el país -  -
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  Clima en Santa Fe  Santa Fe 360  Colón  Unión  Juegos Olímpicos Tokio 2020  Elecciones 2021