https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 05.09.2021 - Última actualización - 8:57
8:48

Destino: Suiza

El camino inverso de sus antepasados: dos santafesinos buscan oportunidades en Europa

Edith Fux y Cristian Sattler, dos jóvenes de San Jerónimo Norte, se embarcaron a la tierra de sus tatarabuelos para forjar un futuro mejor.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Destino: Suiza El camino inverso de sus antepasados: dos santafesinos buscan oportunidades en Europa Edith Fux y Cristian Sattler, dos jóvenes de San Jerónimo Norte, se embarcaron a la tierra de sus tatarabuelos para forjar un futuro mejor.

A mediados del siglo XIX familias enteras dejaban atrás el viejo continente buscando en las colonias agrícolas de Argentina oportunidades de crecimiento y prosperidad para ellos y sus hijos. Es así que en agosto de 1858 cinco familias del Cantón de Valais (Hug; Heymo; Blatter; Perrig y Falchini) fundaron San Jerónimo Norte, la segunda colonia agrícola organizada de la provincia de Santa Fe.

 

Hasta esa localidad del departamento Las Colonias llegaron luego las familias Fux (St. Niklaus) y Sattler (Visperterminen). Hoy dos jóvenes descendientes tomaron el camino inverso que eligieron sus antepasados y se mudaron a Glis, en la zona del Valais, para juntos forjar un futuro mejor. Edith Fux y Cristian Sattler hablaron con El Litoral y contaron que los motivó a volver a las raíces de sus tatarabuelos.

 

Foto: Gentileza

 

 

“El plan era llegar a esta región de donde venían nuestros antepasados. Cuando llegamos una de las clásicas preguntas que te hacen la gente aquí en el trabajo, es por qué elegimos el Valais para vivir. Es como algo más natural, siempre desde chicos escuchas las cosas de acá; lo que los abuelos contaban cuando nuestros antepasados vinieron desde Suiza. Hablar del Valais o de Suiza es algo automático o natural”, arrancó Edith.

 

Cristian añadió que “automáticamente por la misma historia de uno y del pueblo de donde venimos es como que el Valais te elige a vos”.

 

“Nunca se me cruzó de la cabeza ir a Dinamarca, Alemania o Italia. Tenemos amigos que están viviendo hoy en esos países, pero para nosotros fue algo más natural y automático elegir esta zona de Suiza para radicarnos. Es algo normal para los habitantes de San Jerónimo Norte que cuando se habla de Suiza siempre a uno le llama la atención y quiere conocer un poco más. Si vamos a estar en otra parte del mundo vamos a elegir un lugar donde no sintamos como en casa y estar acá en el Valais es como sentirse en San Jerónimo Norte”, agregó.

 

 

Si bien son nuevos en Glis la relación con los compañeros de trabajo y vecinos los hacen sentir un poco como en “casa”.

 

“Cuando llegas a conocerlos de forma más cercana te das cuenta que son como “los primos lejanos”. Se repiten los apellidos que uno encuentra en el pueblo y eso te hace estar un poco más cerca de lo que uno dejó atrás cuando vino a vivir acá. Nos sentimos bastante como en casa”.

 

Una línea genealógica

 

Edith precisó que una de las cosas que siempre quieren conocer sus nuevos vecinos y compañeros de trabajo es quien emigró desde Europa.

 

“De parte de mi papá toda la descendencia es 100 % Suiza. Para las dos es la misma línea genealógica, es nuestro tatarabuelo el que llegó desde Europa a Argentina. Vino de la zona de St. Niklaus, acá hay un libro donde escriban las familias del pueblo que emigraban a América. De parte de mi madre hay una mezcla hay un poco de suizos del bajo Valalis, pero también italianos y es por ello que hoy tengo la ciudadanía”.

 

Foto: Gentileza

 

Por su parte Cristian aclaró que su tatarabuelo llegó de la zona de Visperterminen. “La gran mayoría de mis antepasados vienen de esta zona, hay uno en todo el árbol genealógico que es italiano. Por ello como Edith tengo la ciudadanía italiana, dado que es más accesible para poder llegar a tener el pasaporte europeo, siempre y cuando uno tenga los papeles”.

 

El primer contacto con Suiza

 

Para Cristian no es la primera experiencia en el Valais. En 2008, año en que se conmemoraron los 150 años de la fundación del pueblo, autoridades de San Jerónimo Norte firmaron un hermanamiento con el distrito del Goms, convenio que le permitió a Sattler trabajar en Ernen y Visperterminen durante un año.

 

 

 

 

“No se había podido avanzar mucho con ese proyecto, hasta que en 2018 y con la gestión de José Luis Eggel, llegamos tres chicos del pueblo a Suiza a trabajar en el marco del hermanamiento. Era ideal para aprender, conocer y mejorar el idioma alemán. Fue un primer paso para entender la cultura y la forma de vida de los suizos. Luego tuve una entrevista y pude trabajar en la oficina de Arquitectura Vomsattel Wagner. Fue muy buena la experiencia”.

 

En tanto Edith pasó un tiempo trabajando en Italia antes de llegar al Valais. “Actualmente estoy trabajando en Scintilla en St. Niklaus, una empresa que fabrica herramientas y viajo con compañeros (una pareja de eslovacos y una chica de Tailandia) de la fábrica, dado que vivo a unos minutos de donde está y como el primer turno es a las 5 de la mañana no hay un tren para llegar a ese horario”.

 

Jóvenes que emigran

 

Sobre este tema ambos coincidieron en que si bien la situación que vive Argentina “empuja” a buscar otros horizontes, en los últimos años es más común que los jóvenes viajen a distintas partes del mundo a trabajar, estudiar o capacitarse y aprender idiomas.

 

“Hay muchos jóvenes de nuestra generación que están en el exterior. Tenemos amigos y conocidos viviendo en Australia, Dinamarca, España, Italia, Nueva Zelanda. Ahora hoy en día no es como hace 10 o 30 años atrás. Se suma a los problemas de Argentina, pero la posibilidad que hoy hay en el mundo para acceder es más fácil. En estos últimas años es más común que la gente de nuestra edad piense en hacer experiencia en otros países”, contó Edith.

 

 

 

 

Por último en cuanto a su futuro la joven pareja señaló que la idea es quedarse unos años.

 

“El plan es continuar acá no solo para disfrutar sino para capacitarse, es un lindo desafió. Sobre todo en pandemia sentíamos que el tiempo no avanza en Argentina, pero acá hay miles de cosas para aprender y ser mejor profesional. Acá le podemos sacar provecho, en Argentina el tiempo parece que quedo detenido”, precisó Cristian quien agregó que los amigos suizos los van aconsejando y guiando en todas estas cosas.

 

“Ellos se preocupan y quieren que te adaptes y estés lo mejor posible, por ello te aconsejan en el tema laborar. Trabajan para que uno se adapte a su cultura. Además cuando la situación mejore en Argentina (más incentivos para emprender), tenemos ideas para las que ya mismo estamos investigando para algún día implementar en el país”, manifestó Fux.

 

Forjar lazos de amistad entre los pueblos

 

El escritor e investigador José Luis Eggel fue una de las piezas claves en los dos hermanamientos que actualmente San Jerónimo Norte tiene firmado con Brig-Glis y el distrito del Goms, y que permitieron que tres jóvenes de la ciudad del departamento Las Colonias puedan viajar a Suiza para trabajar, capacitarse y mejorar el idioma.

 

“El primer hermanamiento con el distrito del Goms se firmó en 2008, entre el Prefecto del Distrito Herbert Volken y el presidente comunal de ese momento Raúl Jullier. Además en 2015 se firmó un segundo hermanamiento con Brig-Glis, del que participaron el Secretario de la comuna de Brig-Glis, Eduard Brögli y Consejales Karl Schmidhalter y Lucia Näffen. Gracias a ese primer hermanamiento en 2018 viajaron los jóvenes David Amherdt, Federico Eiggstein, quienes se alojaron en el pueblo de Blitzingen y Cristian Sattler quien estuvo en Ernen”.

 

Eggel precisó que ese primer acuerdo entre ambos distritos se firmó para hacer intercambios culturales, tecnológicos y deportivos. “En su momento los suizos al firmar el hermanamiento trajeron una suma de dinero con la cual se hizo la fuente que está en la plaza de San Jerónimo Norte, y que conmemora ese hecho histórico. Ese acuerdo de cooperación estuvo dormido muchísimos años, pero en 2017 cuando viajo a Suiza, tuve la necesidad de hacer algo para reactivar el hermanamiento. Fue una cosa personal, me causaba mucha pena ver los carteles y todo lo que tenemos en nuestra localidad y que no haya ningún tipo de de actividad entre estos dos pueblos hermanados”.

 

El reconocido historiador recordó que habló con los tres jóvenes para poder encaminar las gestiones con funcionarios del distrito del Goms y conseguir empresas donde puedan ir a trabajar como parte del hermanamiento.

 

“Me puse en contacto con el actual intendente de San Jerónimo Norte y le comenté esta situación. La idea siempre fue poner el marcha el hermanamiento que nunca había avanzado, y por suerte se logró. Fue una pasantía remunerada donde a los chicos además se le daba vivienda, el transporte y la comida. Amherdt y Eiggstein al no tener pasaporte comunitario tuvieron que regresar a los tres meses. En tanto Cristian como tenía ciudadanía italiana se pudo quedar un tiempo más y pudo desempeñarse en el estudio de Arquitectura Vomsattel Wagner”.

 

Por último Eggel resaltó que en 2015 se firmó un segundo hermanamiento con Brig-Glis, pero ninguna pasantía pudo concretarse. “Lamentablemente no hubo posibilidades de que ningún joven de nuestra localidad puede ir a Suiza y tampoco chicos del país helvético puedan venir hacer pasantías, estudiar español o capacitarse aquí en nuestro pueblo”.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus