https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 21.09.2021 - Última actualización - 12:17
12:14

Irregularidades que nadie controla

Nuevo conflicto por la usurpación de terrenos en la isla Sirgadero

Se trata del predio donde funcionó el balneario Nativo, en el acceso a Alto Verde. La zona es blanco de frecuentes usurpaciones.

 Crédito: Guillermo Di Salvatore
Crédito: Guillermo Di Salvatore

Crédito: Guillermo Di Salvatore

El Litoral en Google News



Irregularidades que nadie controla Nuevo conflicto por la usurpación de terrenos en la isla Sirgadero Se trata del predio donde funcionó el balneario Nativo, en el acceso a Alto Verde. La zona es blanco de frecuentes usurpaciones. Se trata del predio donde funcionó el balneario Nativo, en el acceso a Alto Verde. La zona es blanco de frecuentes usurpaciones.

Las usurpaciones en la Isla Sirgadero, ubicada junto al camino de ingreso al barrio costero Alto Verde, se han transformado en moneda corriente. Este viernes, se produjo un nuevo intento y personal policial se hizo presente en el predio donde años atrás funcionó el balneario Nativo. Se trata de un avance ilegal sobre los terrenos que llegan hasta la costa del Riacho Santa Fe, en una disputa que está siendo analizada por la justicia.

 

Como informó El Litoral en reiteradas oportunidades, esa lonja de tierra se encuentra usurpada desde hace muchos años por varios emprendimientos comerciales y algunas viviendas de buena construcción. Ninguna de las edificaciones que allí se hicieron tienen el correspondiente permiso de obra municipal, ni habilitación para funcionar, lo que sí se le exige a cualquier vecino en otro lugar de la ciudad. Con lo cual, son todas edificaciones irregulares que avanzaron sin los debidos controles.

 

El nuevo conflicto

 

Respecto al conflicto que se suscitó este viernes, el particular dijo a El Litoral de manera terminante. "Lo que pasa es que hay una usurpación por parte de la Asociación Civil Los Tobas. Esto es así porque yo soy el único que tiene planos y escritura de esos terrenos".

 

Explicó que el club Los Tobas "tiene otorgado el terreno por un fallo judicial de 2011. Luego de eso, en una acción unilateral, derrumbaron el cerco que estaba delimitando el lado oeste, paralelo al río, y avanzaron hasta el río con el objetivo de hacer una guardería náutica. Hasta construyeron una bajada de lanchas al río en un terreno que no les pertenece".

 

Cuando el particular que dialogó con El Litoral intentó restituir el límite correspondiente "otra vez aparece esta gente, ahora con la complicidad del comisario de Alto Verde, y me desmontan el cerco, argumentando el fallo anterior. Vuelven a cercar usurpando mi terreno llegando hasta el río con el objetivo de la guardería náutica", agregó.

 

En un claro cuestionamiento al accionar del jefe policial de Alto Verde dijo:. "Él actúa de manera totalmente parcial. En ningún momento exhibió documentación alguna que justificara su accionar".

 

En tanto, "la fiscal dice que se respeten los planos, pero el único que tiene planos y escritura sobre esos terrenos soy yo. Lo único que le pido a los funcionarios del MPA es que se expidan de manera clara y digan, con la documentación pertinente, a quién pertenece el terreno. A nosotros nos pidieron la documental y se la dimos. Y hoy nos encontramos con esto", cerró.

 

Por su parte, la Asociación Civil Tribu Isleño Los Tobas expresó que "en el año 2010 el club ganó un juicio posesorio a este particular ", pero no hace mención al plano que precisamente en este juicio, según el damnificado, limitaba el predio.

 

Por último, quien aduce ser el propietario perjudicado, agrega que el supuesto representante de Los Tobas, Sr. Blanche, justamente alquiló (en calidad de locatario) en años anteriores para explotarlo como bar y lugar tipo boliche, como una prueba más de quien era el propietario y ocupaba el mismo.

 

Mientras tanto, la inacción del Estado -que no hace los debidos controles- agrava la situación, en especial el daño ambiental que se está provocando porque hasta se ha rellenado terreno ocupando bañados naturales, sin que el Ministerio de Medio Ambiente provincial intervenga para detenerlo. Si el Estado, en cualquiera de sus estamentos, cobra impuestos, tasas y servicios -como la luz, por ejemplo- a los ocupantes, ha avalado la irregularidad.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión