https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 26.09.2021 - Última actualización - 20:23
20:11

La incidencia de la pandemia en la vida estudiantil

Cada uno con su mate

La pandemia cambió nuestros hábitos y los futuros o actuales estudiantes universitarios no están exentos de esta nueva realidad que nos toca vivir. El mate, la infusión preferida de muchos y compañero de trabajos prácticos en grupo, ya no se puede compartir pero sí puede acompañar. En lugar de un mate para todos habrá un mate por cada uno. ¡Listo!

 Crédito: El Litoral.
Crédito: El Litoral.

Crédito: El Litoral.

El Litoral en Google News



La incidencia de la pandemia en la vida estudiantil Cada uno con su mate La pandemia cambió nuestros hábitos y los futuros o actuales estudiantes universitarios no están exentos de esta nueva realidad que nos toca vivir. El mate, la infusión preferida de muchos y compañero de trabajos prácticos en grupo, ya no se puede compartir pero sí puede acompañar. En lugar de un mate para todos habrá un mate por cada uno. ¡Listo! La pandemia cambió nuestros hábitos y los futuros o actuales estudiantes universitarios no están exentos de esta nueva realidad que nos toca vivir. El mate, la infusión preferida de muchos y compañero de trabajos prácticos en grupo, ya no se puede compartir pero sí puede acompañar. En lugar de un mate para todos habrá un mate por cada uno. ¡Listo!

Dr. Marcelo Blank
Médico con dedicación en Nutrición. M.P. N° 522



 

UN COMPAÑERO DE ESTUDIO MÁS. El mate fue siempre esencial en juntadas de estudios. De hecho muchos lo probaron y aceptaron por primera vez en la facu. Ahora, por la pandemia, no se debe compartir pero sí puede estar presente. Cómo: cada uno con su mate.
 

Docentes, directivos y estudiantes se han ido adaptando a las exigencias del sistema educativo intentando cumplir con todos y cada uno de los objetivos académicos. Sin lugar a dudas el uso de la tecnología fue una vital herramienta.
 

Consecuencia directa de ello el alumno promedio triplicó su exposición a las pantallas y plataformas digitales como así también redujo sustancialmente su ejercicio físico. Muchas veces a esta actividad corporal el estudiante la hacía de forma indirecta al estar obligado a caminar por el simple hecho de tener que movilizarse hasta los centros de estudio o a casas de compañeros de cursado. En su lugar comenzó a pasar largas horas sentado frente al monitor.
 

Más tiempo frente a las pantallas conlleva a malas posturas, más picoteo innecesario, generalmente de "comida chatarra" , entre las comidas y alteración en el ritmo del sueño.
 

Pero no todo es malo, esta pandemia trajo al estudiante algunas oportunidades para cambiar hábitos de vida que deberían de aprovecharse y perpetrarse en el tiempo.

 

Vamos entonces con algunos consejos para todos los estudiantes:

 

No compartir el mate, pero sí el termo. Convengamos que, visto hoy con ojos críticos, es algo lógico, que en mi opinión llegó para quedarse. Acordemos que más allá de la tradición resulta bastante antihigiénico el hecho de compartir la bombilla, cosa que no hacemos con ninguna otra bebida justamente por antihigiénico. No se preocupen, el mate aún sin ser compartido seguirá siendo un compañero de largas horas de estudio y generador de buenos momentos, para el caso podemos siempre compartir el termo.
 

Evitar los ayunos prolongados como así también el picoteo innecesario entre las comidas. En este sentido distribuí la ingesta diaria en 5 comidas: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

 

Realizar compras inteligentes. Si vas al supermercado priorizá los alimentos naturales sobre los manufacturados, evitando los horarios picos y las aglomeraciones.

 

Organizar menúes. En la medida de lo posible, establecer un menú semanal que conste idealmente de -en el marco de 7 almuerzos y 7 cenas - una porción de carne de vaca, una de pollo, una de cerdo, dos de pescados en todos los casos acompañados de vegetales. Para terminar la semana dos porciones de pasta, una de arroz, otra de polenta y todas las verduras, legumbres y hortalizas necesarias para completar el menú. No te olvides de dos cosas más: fruta a diario y de darte el gusto comiendo algunos platos ricos con amigos.
 

Mantener una buena postura. Permanecer en una postura correcta frente a las pantallas: te recomiendo que tu espalda esté en todo momento pegada al respaldo como así también que rellenes todos los espacios vacíos entre tu espalda y la silla con pequeños almohadones. Las pantallas enlentecen e incluso inhiben el reflejo palpebral y con ello el ojo queda expuesto a la falta de su lubricante natural, la lágrima. Para esto mi recomendación es que cada 10 minutos retires por unos instantes la mirada del monitor, parpadees un par de veces seguidas, mires unos segundos a un punto lejano en el horizonte para luego si, "ya con la vista descansada", volver a la actividad.
 

Realizar a diario ejercicio físico. Esto es ideal hacerlo en un club, gimnasio o institución deportiva: circuito aeróbico, natación, tenis, remo, o juegos con pelota en equipo, por darte algunas opciones. Si no tenés acceso a ello simplemente salí a caminar todos los días por lo menos 45 minutos.

 

¡Te deseo un excelente año académico!

 

"Esta pandemia trajo al estudiante algunas oportunidades para cambiar hábitos de vida que deberían de aprovecharse y perpetrarse en el tiempo"

El Litoral en Google News


Temas:



#Temas de HOY: EducacionSF  Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Ariel Ramírez