https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 27.09.2021 - Última actualización - 13:57
13:56

Mirada desde el sur

Ganadores y Perdedores

Las elecciones PASO de septiembre son la mejor encuesta. Hay en ellas un faltante, que no es una mentira: las ausencias. Faltaron muchos votantes según padrón. Noviembre no será septiembre. Crédito: Mauricio GarínLas elecciones PASO de septiembre son la mejor encuesta. Hay en ellas un faltante, que no es una mentira: las ausencias. Faltaron muchos votantes según padrón. Noviembre no será septiembre.
Crédito: Mauricio Garín

Las elecciones PASO de septiembre son la mejor encuesta. Hay en ellas un faltante, que no es una mentira: las ausencias. Faltaron muchos votantes según padrón. Noviembre no será septiembre. Crédito: Mauricio Garín

El Litoral en Google News



Mirada desde el sur Ganadores y Perdedores Todos los números, con el valor de la democracia plena, dan el verdadero perfil de noviembre. Qué se queda, qué se va.

Hay ganadores y hay perdedores después de las PASO de setiembre de 2021 en Santa Fe. Por supuesto que este triunfo y/o esta derrota no es la misma según quien lea o según quien interprete.

 

Visto desde fuera, esto es, desde la posición del cronista, la ganancia y la pérdida se refieren básicamente a lo que se pretende para noviembre, además de lo real de septiembre. No es posible separar una cosa de la otra.

 

Es necesario, pese a que no sería (no será, no será) lo mismo para noviembre, dar algunas cifras, ubicarlas en su redondeo -permitido para simplificar- y traer su mención, que resulta inevitable.

 

NI UNA COSA NI LA OTRA

 

Se insiste que noviembre no será setiembre, pero no hay mejor encuesta que las PASO. No la hay. No aparecerá una mejor y menos mentirosa. Hay -en las PASO- un faltante, que no es una mentira, se corresponde con las ausencias. Faltaron muchos votantes según padrón.

 

La mayoría de los analistas serios saben que las ausencias se dividen según votos ya expresados, reales, escrutados, pero nadie puede quitar la ilusión que cualquiera piense / sueñe que serán todos de un solo sector.

 

La primera cifra real a considerar se corresponde con el total de cada sector y es más de 650.000 para el grupo Cambiemos; más de 500.000 del grupo Peronista y más de 150.000 del grupo Socialista.

 

Sin embargo se insiste: la lectura es diferente según se pare el lector de las cifras en la vereda Cambiemos o en la vereda Peronista; en la vereda Socialista la derrota era previsible y no es una catástrofe porque nadie imaginaba un triunfo, nadie esperaba una lista ganadora, vamos, ni siquiera imaginaban una cifra semejante. Quedan fuera de estas consideraciones los sectores francamente minoritarios por derecha e izquierda.

 

RESPUESTAS A LA CARTA

 

Una de las más fácil, se repite, una respuesta fácil de identificar es que el socialismo no podía, después de la muerte del titular y los votos que traccionaba, aspirar a un triunfo. También es fácil ver que el radicalismo estaba con posibilidades de asumir como propios los votos prestados al socialismo en tres elecciones.

 

Pocos imaginaban que se iban a fraccionar en tantas partes. Sucedió. Todos sabían que no permanecerían unidos al socialismo ya que la muerte definió el escenario; el líder que los unía falleció.

 

Cambiemos tuvo cambios. El notorio fracaso de Corral, como el de Angelini, muestran la marcación perfecta para dos interpretaciones perdedoras: no queremos parcialidades, tampoco decisiones fuera del ámbito provincial. Corral era Santa Fe ciudad. Angelini era / es la foto de Macri. Perdieron.

 

"…Y EL GANADOR ES…"

 

Hay un agregado que venía de las elecciones anteriores y se mantuvo o, más incisivamente analizado: se acrecentó. Ese fue el poder de los medios de comunicación. Losada y Lewandowski son la palmaria demostración de lo enunciado. Ganaron. Ellos ganaron, los MdeC.

 

Ya en las elecciones anteriores Susana Rueda, empresaria periodística, por entonces pareja de un importantísimo funcionario socialista y Emilio Jatón, conductor televisivo, demostraron este poderío. También Lewandowski. Hasta un cocinero televisivo fue "winner". Sus votos fueron por las caras y los nombres conocidísimos, nada más. Nada menos.

 

"LA HISTORIA VUELVE A REPETIRSE…"

 

En las PASO de setiembre el mismo amor, la misma lluvia… El 2021 oferta una lectura inevitable. Ahora Losada, como el mismo Lewandowski… y todos los concejales triunfadores en Región Rosario, se corresponden con el poder mediático.

 

Peronistas, radicales y socialistas, sin ningún tipo de prejuicio, aceptaron el valor mediático de sus candidatos. No se sabe tanto de su calidad ideológica o su vehemencia militante como de su grado de conocimiento. Seisas, Cavatorta, Anita Martínez, Tessandori.

 

La elección puso esta situación en blanco sobre negro y lo dicho: inevitable; esa es su calificación. Para decirlo mejor, puso en números muy visibles que los ganadores eran conocidos, no sustancialmente por la bandera política sino por el rostro en televisión; "punto y aparte".

 

HOLA Y ADIÓS

 

Hay ganadores muy notorios con estos números y la lectura correcta sería inquisitiva. Pregunta: ¿resistirán para noviembre o aflojarán sin prestar los especiales favores que les pidieron en setiembre a todos y cada uno de estos candidatos? Más claro: deberíamos saber, pero es imposible todavía, si Losada o Lewandowski arrastran tras de sí a sus compañeros de lista y si, con su solo nombre, definen una elección. Eso es provincia de Santa Fe en las elecciones nacionales. El 16 de noviembre del 2021 será conveniente volver sobre esta pregunta, para entonces habrá respuestas verdaderas.

 

Los concejales tienen la misma incógnita en sus documentos. ¿Alcanza un nombre famoso a definir en Región Rosario el futuro del Concejo Deliberante? Habrá muchos famosos. Dos argumentos deben recordarse. Fama y deslumbramiento. Un médico veterinario en su pretendido retorno fracasó y un apreciado muchacho de una ONG, como también un bailantero y un ex futbolista no dieron la talla, no alcanzaron el mínimo de votos imponible. Es necesario advertirlo, porque en la primera oportunidad el buen muchacho, como el médico de animales, llegaron al recinto. Esta vez no. Se insiste: fama y deslumbramiento. Parecería que "el deslumbramiento" debiera continuarse con acciones positivas para la sociedad. Conviene recordarlo para el año 2023 y las elecciones donde aquellos mediáticos del 2019 deben renovar eso, la confianza en que su nombre, muy conocido, se corresponda con acciones muy positivas. Hubo, hay y habrá dudas y los ejemplos mencionados (de los fracasos de setiembre del 2021) alimentan esas dudas, las del pretendido retorno. ¿Alcanzará la fama?

 

EL PLANO INCLINADO

 

El elemento faltante para analizar es cuánto de la tendencia nacional (Cambiemos sobre Peronismo) logra resolverse. La tendencia es para allá.

 

Santa Fe provincia tiene sus particularidades. Los análisis sobre los datos de setiembre suman cuatro sectores radicales para alcanzar su cifra, dos para los números del peronismo y dos directos en el socialismo y dos subsectores; el Dr. Capiello socialista y Tessandori, que es un sub sector del Intendente Javkin y entonces el socialismo (Frente Amplio) debería en los números finales sumar dos sectores y dos listas laterales. La cifra es ajustada para el socialismo directo y esperanzadora para Javkin.

 

Las diferencias Perotti versus Rossi, como las de Javkin versus "juventud socialista con cargos en el Estado" son claras para ambos, como que en el radicalismo los ganadores fueron Julián Galdeano, el amigo personal de las hermanas Losada, jóvenes radicales rosarinas ambas; como también Pullaro resultó ganador, apropiándose de votos que, en rigor, ahora sí, le son propios.

 

Duda muy dudosa. Se quedan, se van, se reformulan, se repactan con la chequera de la Cámara de Diputados Provincial como eje, con los Apoderados Nacionales y el sillón en la mesa ejecutiva en juego… si o no…

 

EL GANADOR/GANADOR ESTÁ ENTRE NOSOTROS

 

Todos los números, con el valor de la democracia plena, dan el verdadero perfil de noviembre. Qué se queda, qué se va luego de la ejemplaridad de las PASO. Ése es el punto de aventura. Muchos sostenemos una certeza: con las PASO ganamos todos en algo inapelable: transparencia.

 

Se insiste: fama y deslumbramiento. Parecería que "el deslumbramiento" debiera continuarse con acciones positivas para la sociedad. Conviene recordarlo para el año 2023 y las elecciones donde aquellos mediáticos del 2019 deben renovar la confianza.

 

Todos los números, con el valor de la democracia plena, dan el verdadero perfil de noviembre. Qué se queda, qué se va. Muchos sostenemos una certeza: con las PASO ganamos todos en algo inapelable: transparencia.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:



#Temas de HOY: EducacionSF  Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Ariel Ramírez