https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 16.11.2021 - Última actualización - 20.11.2021 - 9:39
15:21

Cultura

Un libro para recorrer la historia de Santo Tomé

En “Santo Tomé. Mi Ciudad. Su gente”, Norma Marquelo y Darío Burlando indagan en los orígenes de esa ciudad y recopilan datos sobre sus instituciones. Es el producto de una amplia investigación, que incluyó diversas etapas.

 

Construcción del Puente Carretero a cargo de la empresa Gruel y Bilfinger. La obra comenzó en 1937 y finalizó en 1939, siendo inaugurada en 1941. Crédito: Gentileza Norma MarqueloConstrucción del Puente Carretero a cargo de la empresa Gruel y Bilfinger. La obra comenzó en 1937 y finalizó en 1939, siendo inaugurada en 1941.
Crédito: Gentileza Norma Marquelo

Construcción del Puente Carretero a cargo de la empresa Gruel y Bilfinger. La obra comenzó en 1937 y finalizó en 1939, siendo inaugurada en 1941. Crédito: Gentileza Norma Marquelo

El Litoral en Google News



Cultura Un libro para recorrer la historia de Santo Tomé En “Santo Tomé. Mi Ciudad. Su gente”, Norma Marquelo y Darío Burlando indagan en los orígenes de esa ciudad y recopilan datos sobre sus instituciones. Es el producto de una amplia investigación, que incluyó diversas etapas.   En “Santo Tomé. Mi Ciudad. Su gente”, Norma Marquelo y Darío Burlando indagan en los orígenes de esa ciudad y recopilan datos sobre sus instituciones. Es el producto de una amplia investigación, que incluyó diversas etapas.  

Luego de un trabajo de muchos años, que comprendió una profusa investigación, relevamiento de datos y recopilación de material fotográfico, Norma Marquelo y Darío Burlando pudieron finalizar, publicar y presentar públicamente este año “Santo Tomé. Mi Ciudad. Su gente”. Un libro que intenta reunir en un solo volumen los acontecimientos históricos de esa ciudad. “Tratamos de juntar todo, los antecedentes de la ciudad, sus autoridades, sus calles, sus plazas, sus monumentos, el deporte, la cultura, la salud y la educación desde los orígenes mismos”, explicó Marquelo en diálogo con este medio. 

 

Casa del Obispo Gelabert en la esquina de Centenario y Gelabert y el Templo de la Parroquia Inmaculada ConcepciónFoto: Gentileza Norma Marquelo

 

El germen de “Santo Tomé. Mi Ciudad. Su gente”, se remonta a los años 2003 y 2004, cuando Norma y Darío comenzaron a desarrollar un trabajo mancomunado consistente en recorrer las instituciones de la ciudad para investigar sus respectivas historias. Tarea que demandó varios años y que también los llevó varias veces hasta la ciudad de Santa Fe, dado que hay una íntima relación por la cercanía. 

 

 

La pandemia y la posterior cuarentena en el año 2020, generaron el marco propicio para revisar en forma detallada el material que había sido recopilado durante años y volcarlo en el papel. “Es un material educativo, lo primero que hicimos fue llevarlo a las bibliotecas de la Municipalidad de Santo Tomé, que son cinco. Además, hay una librería que recibió con mucho placer el material y generamos contactos con escuelas para hacerlo llegar”, explicó Norma.

 

Foto: Gentileza Norma Marquelo

 

Este nuevo texto supone un avance significativo, porque hasta el momento existían únicamente algunos libros sobre la historia de Santo Tomé, firmados por Andrés Roverano y Ernesto Grenón, historiador fallecido en 2017. Sin embargo, ninguno incluía la totalidad de los datos históricos de la ciudad, por lo cual el texto de Marquelo y Burlando será, en el futuro, de mucha utilidad. 

 

 

Valor humano

 

A pesar de que su origen es cordobés, Norma se siente tan santotomesina como cualquiera de sus vecinos. Es que lleva 48 años en la ciudad. Desde la perspectiva que le aportó ahondar tanto en la historia, sostuvo que el valor potencial que tiene Santo Tomé es su recurso humano. “Hay mucha voluntad, creatividad y esfuerzo por parte de la gente”, remarcó durante la entrevista.

 

Primer edificio comunal construido por la comisión de Fomento en el año 1909.Foto: Gentileza Norma Marquelo

 

Para Marquelo, la intervención de los habitantes de Santo Tomé resultó clave para los diversos logros que obtuvo en su historia: la comuna, la primera escuela y los puentes, que se construyeron a medida que los ciudadanos se movilizaron. “Fue la gente la que aportó su esfuerzo y la que dio pelea para poder lograr cosas para la ciudad”, expresó.

 

 

Instituciones que dejan huella

 

Para Norma, el valor de las instituciones santotomesinas es muy grande. Entre las muchísimas que visitó a lo largo de los años, destacó especialmente el trabajo del Centro Educativo de Capacitación Laboral para Adultos (CECLA), que se dedica a la enseñanza de oficios para todas las edades y del Liceo Municipal.

 

Foto: Gentileza Norma Marquelo

 

Resaltó también la función que cumple la Casa de Francisco, una Asociación Civil que brinda contención a jóvenes. Y la labor de Adalpe, asociación civil sin fines de lucro que ofrece trabajo en un taller protegido de producción. “Detrás de las instituciones hay gente que pone esfuerzo, tiempo y creatividad para salir adelante en la lucha diaria”, finalizó la autora.

 


  

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus