https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 07.12.2021 - Última actualización - 11:50
11:47

Horrible sospecha

Una pelea y una venganza podrían explicar el crimen en Ángel Gallardo

Es una de las pistas que siguen los investigadores. La Honda Wave de la víctima sigue sin aparecer. No se descartan otras hipótesis. Vecinos y amigos reclamaron frente a la comisaría de Monte Vera.

El cuerpo de Chena fue encontrado tirado en un zanjón de un camino rural. Tenía graves lesiones a nivel del cráneo.  Crédito: El LitoralEl cuerpo de Chena fue encontrado tirado en un zanjón de un camino rural. Tenía graves lesiones a nivel del cráneo.
Crédito: El Litoral

El cuerpo de Chena fue encontrado tirado en un zanjón de un camino rural. Tenía graves lesiones a nivel del cráneo. Crédito: El Litoral

El Litoral en Google News



Horrible sospecha Una pelea y una venganza podrían explicar el crimen en Ángel Gallardo Es una de las pistas que siguen los investigadores. La Honda Wave de la víctima sigue sin aparecer. No se descartan otras hipótesis. Vecinos y amigos reclamaron frente a la comisaría de Monte Vera. Es una de las pistas que siguen los investigadores. La Honda Wave de la víctima sigue sin aparecer. No se descartan otras hipótesis. Vecinos y amigos reclamaron frente a la comisaría de Monte Vera.

"A 'Jani' lo mandaron a matar", dicen con llamativa seguridad quienes integran el círculo íntimo de Malcon Exequiel Chena (27), el joven que ayer fue encontrado asesinado al costado de un camino rural entre Angel Gallardo y Monte Vera.

 

Al momento de tener que fundamentar semejante afirmación, no fueron pocos los que recordaron un recio encontronazo que "Jani" (apodo con el que Chena era llamado por  sus familiares y amigos) tuvo con un conocido hampón que supo hacer de las suyas no solo en esa comunidad, sino en localidades vecinas.

 

 

Un tal Ch.  

 

 

La historia remite a una tarde a mediados de setiembre cuando Jani le prestó su moto a un amigo que necesitaba hacer un trámite.  El problema se presentó poco después cuando el amigo regresó en estado de pánico. "Me agarró el Ch. y me quiso robar la moto. Me apuntó con un revólver, pero logré escaparme", dijo el muchacho en medio de una crisis nerviosa.

 

El incidente quedó grabado en la memoria y cobró vigor días después cuando Jani encontró a Ch. en un bar de Monte Vera. Lo que siguió no es difícil de imaginar. Jani le reprochó aquel episodio y ambos terminaron tomándose a golpes de puño. 

 

Pasado ese hecho cada uno siguió su camino. Aunque Ch.(que tiene 18 años)  siguió por la mala senda lo que lo llevó a dar con sus huesos en un calabozo. Finalmente a fines octubre el juez Urdiales lo mandó a la cárcel para purgar el abuso sexual contra una mujer y varios hechos de robo. 

 

Lo que muchos creen es que el trágico final de Jani tiene una vinculación directa con los incidentes mencionados. No obstante esto no es más que una conjetura, y existen otras hipótesis que están siendo evaluadas por los investigadores.

 

La última imagen de "Jani" Chena, la noche del sábado cuando vino a bailar a Santa Fe, a un boliche de la zona de Piedras Blancas.Foto: El Litoral

 

"Era un pueblo tranquilo"

 

 

"Hace tiempo esto era un pueblo tranquilo, pero ya dejó de serlo. No se puede andar ni vivir", dice con la voz entrecortada Mariela, la madre del muchacho asesinado, en diálogo con El Litoral.

 

"Se ven caras raras todo el tiempo. Hay mucha gente que viene de afuera a hacer cosas malas acá. Pero no solo eso. Incluso hay gente de acá del pueble que anda robando. Son personas que uno las conoce de chicos. No sé cómo la policía no hace nada", se preguntó.

 

"No puede ser lo que le han hecho a mi hijo. Lo único que quiero es justicia. Cuando lo encontramos casi que ni pude mirarlo, porque estaba destrozado. No creo que todo haya sido para robarle la moto", sentenció.

 

 

La última salida

 

 

En sintonía con estas palabras se expresó Irina (25), una de las hermanas de Chena.  "Mi hermano era una excelente persona, no tenía problemas con nadie y lo conocía todo el mundo. Esto es porque trabajaba de albañil junto con el padre y además se ganaba unos pesos haciendo changas", comentó.

 

Respecto a las últimas horas, Irina precisó que "el sábado a la noche Jani fue a bailar a Santa Fe, a un boliche ubicado en Piedras Blancas. Esa noche no volvió a dormir a su casa y comenzamos a asustarnos, porque el siempre avisaba si no iba a venir. No era de desaparecer".

 

Después el domingo a la mañana lo vieron con unos amigos en el bulevar de Monte Vera. Allí lo vieron que fue a comprar una cerveza. Después se quedó conversando con un comerciante y cerca del mediodía no se supo más nada de el".

 

"La familia y los amigos lo empezamos a buscar pero parecía que se lo había tragado la tierra. Así estuvimos todo el domingo hasta la noche. Después retomamos el lunes hasta que al mediodía lo encontraron mis padres".

 

Cuerpo "descartado"

 

Otras de las sospechas es que Jani no fue ultimado en el lugar donde fue hallado su cuerpo.

 

Mis padres pasaron por el lugar varias veces antes y no vieron nada. Incluso se sabe que hasta personal policial estuvo durante la noche buscando con reflectores y tampoco observaron nada anormal.

 

"Me hace mal pensar porque hay un rumor que dice que lo torturaron y luego lo tiraron acá", cerró Irina.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión