ÁREA METROPOLITANA

Cómo trabaja la brigada de Protección Civil

De la chispa al infierno: en más del 90 % de las quemas está presente la acción humana

La sequía y la sostenida bajante del río colaboran en crear un ambiente propicio para los incendios. Pero la acción del hombre "por error, omisión o intención" agrava sus consecuencias en pérdidas y costos. Tecnología para detectar áreas de riesgo, información climática para establecer puntos de acción y esfuerzo coordinado para ponerle, literalmente, el cuerpo al fuego.

"Hay fuegos que son chiquitos pero tienen posibilidades de crecer y otros que son grandes pero están cerca de un río y se cierran", dicen los especialistas que evalúan cómo actuar ante cada foco. / Gentileza

Sábado 30.7.2022
-
Última actualización - 19:14
En tiempo real. El control de los focos de calor es permanente y se completa con un exhaustivo informe de las condiciones climáticas. El viento es clave para modificar las condiciones de un incendio y para facilitar o retrasar las acciones. / Guillermo Di Salvatore
"Toda la actividad está protocolizada", explica Germán González, de la Dirección Provincial de Protección Civil. lAs medidas de seguridad y salud son fundamentales para el equipo de brigadistas. / Gentileza
Fin de la jornada. Brigadistas se retiran de una zona afectada por las quemas. / Gentileza
La sequía y la bajante del río complican la situación en los últimos años; una lluvia fuerte podría significar el "fin de temporada" de los incendios forestales. / Gentileza