Edición del Viernes 19 de junio de 2009

Edición completa del día

La crisis en Irán comienza a repercutir a escala internacional - Edición Impresa - Aldea Global - Internacionales Aldea Global

DENUNCIA DE FRAUDE

La crisis en Irán comienza a

repercutir a escala internacional

El guía supremo, el ayatolá Alí Jameneí, criticó a países europeos e hizo referencia directa a Gran Bretaña. Las manifestaciones de protestas continúan siendo reprimidas.

De la Redacción de El Litoral

ellitoral@ellitoral.com

AFP/EFE

Lo que hasta ahora parecía ser un enfrentamiento entre sectores políticos internos de Irán, comenzó a tener sus primeros coletazos internacionales. El ministerio de Relaciones Exteriores británico convocó al embajador iraní, en señal de protesta, por las acusaciones proferidas contra Londres en el sermón del guía supremo, el ayatolá Alí Jameneí.

Esta convocatoria se produce horas después de las declaraciones de Jameneí en un sermón en la Universidad de Teherán. “Los diplomáticos de varios países occidentales que nos hablaban hasta ahora con un lenguaje diplomático mostraron su verdadero rostro, en primer lugar el gobierno británico”, dijo Jameneí ante una muchedumbre que gritaba: “Abajo Gran Bretaña”.

El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó esta semana que Irán debe responder “a las serias preguntas”, planteadas por la reelección del presidente radical Mahmud Ahmadinejad, cuestionada por sus adversarios.

Voz francesa

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtió a los dirigentes iraníes que no deben “cometer lo irreparable”, tras la declaración del guía supremo. “La emergencia de la calle iraní para reclamar más transparencia y un futuro mejor es una buena noticia, espero que los dirigentes actuales no cometan lo irreparable”, declaró Sarkozy en rueda de prensa al final de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea en Bruselas.

“No queremos dar la impresión de que el extranjero, con todo lo que implica, se ocupa de las elecciones internas en Irán, tenemos valores y convicciones”, subrayó.

Pero “cuando se ven resultados incoherentes a este punto, la Europa que se callara no se ajustaría a los valores de Europa (...). Sigo siendo partidario del diálogo con Irán pero cuando tenemos que condenar, condenamos”, añadió.

Los dirigentes europeos apelaron hoy a Irán para que permita a sus ciudadanos manifestarse en las calles, y reclamaron una nueva investigación sobre las presuntas irregularidades en las presidenciales celebradas en ese país.

“La Unión Europea observa con una gran inquietud las respuestas a las manifestaciones en todo Irán. Condena firmemente el uso de la violencia contra las manifestaciones que ha provocado la muerte de varias personas”, según esta declaración.

“El Consejo apela a las autoridades iraníes a asegurar que el derecho de todos los iraníes a concentrarse y expresarse pacíficamente sea garantizado y a abstenerse de utilizar la fuerza contra las manifestaciones pacíficas”, continúa el texto.

Teniendo en cuenta que el resultado de las presidenciales “deberían reflejar las aspiraciones y la elección del pueblo de Irán”, la UE reclamará a las autoridades iraníes una nueva investigación. Estas críticas, sin embargo, no van más allá de las formuladas el lunes por los ministros de Relaciones Exteriores de la UE.

Pese a las manifestaciones de oposición sin precedentes desde la revolución islámica de 1979, los europeos dudan en endurecer el tono contra el régimen de Teherán, temiendo que esto se vuelva contra la oposición.

“Todas las declaraciones de la UE son utilizadas por el régimen contra la oposición” a la que se la acusa de estar manipulada por los extranjeros, explicó un diplomático europeo.

La crisis en Irán comienza a  repercutir a escala internacional

Seguidores de Ahmadinejad rezan en las calles de Teherán, luego del discurso de Alí Jameneí.

Foto: AFP

/// ADEMÁS

Jameneí pide el fin de las protestas

El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jameneí, hizo hoy un llamamiento a la calma y pidió el fin de las manifestaciones en las calles con las que la oposición protesta por las elecciones del pasado día 12, que considera fraudulentas.

En un sermón ante decenas de miles de personas en la Universidad de Teherán, Jameneí advirtió a los candidatos, y en especial al líder de la oposición, Mir Husein Musaví, aunque sin nombrarlo, de que deberá asumir las consecuencias de sus acciones.

“Es un error creer que, con movimientos callejeros, se puede conseguir que los responsables del sistema iraní actúen a favor de sus intereses”, aseguró, antes de añadir, en tono amenazante, que si tales actos continúan volverá a hablar “de forma más clara”.

Los enfrentamientos entre los partidarios de Musaví, que ha impugnado los resultados oficiales que atribuyen la victoria al presidente, Mahmud Ahmadineyad, y las fuerzas de seguridad -apoyadas por milicianos islamistas “Basij” -han causado oficialmente al menos ocho muertos, aunque la cifra podría ser mayor.

“Los candidatos son responsables ante Dios”, explicó, antes de aconsejar a sus “antiguos amigos que mantengan la tranquilidad, porque se ve la mano de los enemigos en los acontecimientos”.

Jameneí dijo que las manifestaciones ponen en peligro la propiedad y la vida de las personas e insistió en que son las elecciones y no las calles las que sirven para demostrar las diferencias.

“Las protestas por los resultados electorales sólo deben hacerse a través de las vías legales”, dijo el líder, para quien el hecho de que sean “once millones los votos de diferencia” entre los candidatos demuestra que “no puede haber fraude”.

El ayatolá respaldó la actitud del gobierno de Ahmadineyad en los últimos cuatro años, aunque criticó al presidente por acusar de corrupción, durante la campaña, a importantes personalidades del régimen, como al ex presidente Hachemi Rafsanyani, a quien alabó explícitamente por su “sacrificio por la Revolución”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?