Edición del Lunes 10 de enero de 2011

Edición completa del día

El momento de las emociones fuertes - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Ecos de la séptima etapa

El momento de las emociones fuertes

Sainz se retrasó pero continúa liderando en Autos, donde desertó el argentino Orlando Terranova. Alejandro Patronelli sigue al frente en Cuatriciclos, pese a los inconvenientes de ayer.

El momento de las emociones fuertes

La Touareg del español Carlos Sainz -líder de la general de Autos- reposa ante el meticuloso cuidado de los mecánicos del equipo oficial Volkswagen, tras el arribo a Arica. Foto: EFE

dakar.pdf

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

EFE/Télam

Como era dable esperar en condiciones normales (léase, sin la deserción de ninguno de los favoritos), la definición de la principal categoría del Dakar Argentina-Chile 2011 se avizora emocionante, en momentos en que la espectacular competición ingresa en su recta cuasi definitiva.

Concretamente, la octava etapa de hoy continuaba escalando el nivel de dificultad, ya que los participantes debían enfrentar 508 kilómetros de especial entre Antofagasta y Copiapó.

Lo que pasó

Ayer, en Automóviles, el español Carlos Sainz (Volkswagen Touareg) tuvo la difícil tarea de abrir pista por el desierto en los 252 kilómetros de la acotada séptima etapa, cumplida entre Arica y Antofagasta, llegando en la segunda posición, detrás de su compañero de equipo, el qatarí Nasser Al Attiyah, que le descontó 1 minuto, 20 segundos en la clasificación general, colocándose a sólo 1:22 del madrileño.

Sainz explicó tras el arribo al vivac trasandino: “Era difícil abrir, como siempre ocurre en este rally y había una zona de dunas complicada”.

Por su parte, Al Attiyah se mostró convencido de que el título se dirimirá entre Sainz y él, en “un duelo apasionante”, descartando al francés Stephane Peterhansel (BMW), que ayer terminó cuarto, cediendo casi 8 minutos en la general, donde está a 21 minutos, 11 segundos del líder.

El galo parece no levantar cabeza con los pinchazos y hoy reventó de nuevo un neumático cuando sólo había recorrido una quincena de kilómetros. Asustado por el amargo recuerdo de la sexta etapa, en la que sufrió hasta cuatro reventones, decidió ir con pies de plomo y perdió algunos valiosos minutos en el crono.

“Orly”, decepcionado

La mala nueva para Argentina fue el abandono de Orlando Terranova (BMW), quien se vio obligada a desertar una competición en la que se había propuesto no sólo ganar su primera etapa, sino también concluir entre los mejores cinco de la clasificación general.

Los deseos del mendocino se truncaron en la etapa de ayer, cuando una piedra se le cruzó en el camino y su X5 saltó con violencia, dio cuatro tumbos y quedó prácticamente destruida y con el chasis cortado.

Felizmente, el piloto no sufrió consecuencias importantes, aunque su navegante, el portugués Filipe Palmeiro, recibió golpes en el cuello y hombro.

“No terminar el Dakar es no terminar con el trabajo de 10 meses; dejar las cosas a mitad de camino. Es una lástima. Todavía no me cae la ficha de que estoy afuera; seguro que recién caerá a la mañana siguiente, cuando la rutina se haya terminado”, reflexionó el mendocino, cuando el sol del campamento de Antofagasta aún ardía en la piel. A los 31 años, el entusiasta piloto ya pasó por esta experiencia en 2009, primer año en el que el Dakar dejó después de 30 estaciones su África natal para mudarse de continente.

Vale recordar que mientras muchos argentinos recién conocían la célebre prueba, Terranova había participado dos veces en Motos en aquellas tierras lejanas. Por eso fue enorme la amargura que sintió esa vez cuando un vuelco lo dejó fuera en la décima etapa en Copiapó, cuando lideraba el especial.

Ahora, mucho más calmo que aquel entonces, Terranova se lamentó porque estaba descontando, haciendo una buena etapa y a muy pocos kilómetros de terminar el tramo más importante del día.

“Avanzábamos en una zona a campo traviesa, cuando pisamos la piedra y ésta nos escupió de costado, antes de que sobrevengan los cuatro o cinco tumbos. No nos explicamos por qué el auto reaccionó de esa manera tan agresiva, tan violenta. Nunca bloqueó y siguió girando”, explicó con desazón.

Por último, “Orly” agregó: “El auto quedó muy dañado. Si lo ves ahora no podés distinguir si es un X3 o una jaula. Era imposible repararlo para seguir....”.

Los Quads

En lo que respecta a los Cuatriciclos, ayer hubo cambios importantes, ya que el argentino Sebastián Halpern ganó la etapa y su connacional Alejandro Patronelli (ambos con Yamaha), líder hasta el sábado en la general, llegó undécimo, después de “tragarse un pozo” y lastimarse la mano siguió camino, se arrepintió y pegó la vuelta dispuesto a abandonar la carrera, así tres veces, hasta que finalmente decidió seguir adelante.

“Estoy caliente, es así. Me dio bronca estuve a punto de abandonar. Si me retrasé así fue por mis indecisiones no por la caída. Cuando por segunda vez estaba encarando la salida y ví que los que estaban atrás seguían adelante, me dije: a mí, en el Dakar, no me va a ganar”, se sinceró el bonaerense.

Pese a esas indecisiones, Patronelli quedó segundo en la general a 3 minutos, 3 segundos del también argentino Tomás Maffei, aunque perdió los valiosos minutos que tenía a su favor frente a sus perseguidores. Por su parte, Halpern fue el gran beneficiado y logró descontar, por lo que ahora se ubica tercero, a 26 minutos del líder.

Otro de los que estaba enojado fue el checo Josef Machacek, quien fue a preguntarle qué le pasaba al argentino y le contó que a él el GPS no le había marcado los way point, según su propia versión. Hasta ayer, el checo que terminó cuarto la etapa, a 8 minutos 42 segundos de Halpern, seguía clasificado en esa posición y la organización de la prueba no había informado ninguna sanción.

El resto

En cuanto a Camiones, la etapa de ayer fue ganada por el checo Ales Loprais (Tatra), con 2 horas 23 minutos 43 segundos; escoltado por los rusos Firdaus Kabirov, a 5 minutos 3 segundos y Vladimir Chagin (ambos con Kamaz), a 14 minutos 5 segundos. Luego llegaron el alemán Franz Echter (Man), a 19 minutos 53 segundos y el ruso Edouard Nikolaev (Kamaz), a 22 minutos 40 segundos.

De esta manera la clasificación general es encabezada por Kabirov, con 26 horas 12 minutos 26 segundos. Luego se ubican: Loprais, a 16 minutos 22 segundos; Chagin, a 28 minutos 22 segundos y Nikolaev, a 1 hora 43 minutos 55 segundos.

Por último, tal como se anticipara en nuestra edición de ayer, en Motos se impuso el chileno Francisco López Contardo (Aprilia), quien ganó su primera etapa en su país y cuarta en su historial Dakar.

“Ha sido un buen día de carrera, cuando uno gana es positivo pero hay que tomárselo con calma. Esto lo disfruto ahora cuando llego pero mañana lo que importa es mañana”, dijo mientras saludaba a los eufóricos mecánicos de su equipo.

“Chaleco” López ganó con 3 horas 29 minutos 45 segundos, imponiéndose al actual campeón: el francés Cyril Despres (KTM), con 2 minutos 21 segundos de ventaja y el español Marc Coma (KTM), vencedor del rally en 2009, tercero a 3 minutos 34 segundos.

De este modo, Coma encabeza la general, seguido por Despres a 7 minutos 24 segundos y por el propio López, a 18 minutos 27 segundos.


Perú reclama participar

Según lo publicado por el diario El Comercio, Perú quiere que el Dakar 2012 llegue a ese territorio y no que se limite sólo a Argentina y Chile.

La reunión del presidente del Instituto Peruano del Deporte, Arturo Woodman, con Etienne Ravigne, director de la célebre competición, confirma que el país andino participará en la edición venidera.

Según el rotativo, el anuncio oficial de la edición ampliada se dará el 16 ó 18 de febrero en París y comenzará en Argentina, pasará por Chile y concluirá en el Perú. El gobierno peruano firmó un compromiso este año para dar facilidades al recorrido del Dakar en su territorio.

Además, en junio pasado, el italiano Tiziano Siviero, enviado especial por los organizadores de la carrera, viajó a Perú para trazar una posible hoja de ruta. El diario señala que se han previsto tres etapas, las que comprenderían distancias desde la fronteriza ciudad sureña de Tacna hasta el balneario de Asia, a menos de 100 kilómetros de Lima.

Por último, es dable recordar que actualmente, hay cuatro equipos peruanos participando de la incomparable aventura deportiva.

Impactante

Unas 150.000 personas presenciaron el paso del Dakar 2011 por la provincia de Jujuy, señalaron horas atrás distintos organismos oficiales. De ese total, 60.000 se concentraron en el predio del vivac ubicado en Perico. El mejor reflejo de tamaña expectativa se vio reflejado en la Ruta Nacional 9, la que estuvo prácticamente colmada hasta las Salinas Grandes, en la despedida de la carrera. En cuanto al alojamiento, la demanda de hospedaje fue impresionante, ya que en San Salvador alcanzó a cubrirse el 98 % de la capacidad; en la región de Valles un 88 %; en la región de Quebrada un 79 %; en tanto que en la Puna y en Yungas, superó el 53 %, según los datos oficiales.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 10 de enero de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores