Edición del Lunes 25 de julio de 2011

Edición completa del día

Temas excluyentes: el DT y la reestructuración - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El “visto y oído” de una tarde futbolera con mucho de tristeza para los argentinos por no estar presentes...

Temas excluyentes: el DT y la reestructuración

Noray Nakis pidió que se vayan todos; Cappa dijo que “es un disparate” que lo echen a Batista pero compartió el cambio en los campeonatos. Santa Fe debió ser una de las mejores (¿o la mejor?) sede copera.

1.jpg

El Maestro Tabárez, gran responsable de este logro uruguayo, se pasea por el césped del estadio Centenario, hoy a la madrugada, cuando regresaron desde la Argentina. Foto: EFE

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

Dos temas despertaron inquietud y averiguaciones en los pasillos, sala de prensa y palcos del Monumental. Uno de ellos fue la casi segura remoción de Sergio Batista como entrenador de la selección y, lo que es un secreto a voces, la designación de Alejandro Sabella. El otro tema, la también muy probable reestructuración del fútbol argentino, con el virtual “ascenso” de los 20 equipos de la B Nacional el año que viene, para disputar un gran torneo de Primera con 40 equipos en la temporada 2012-2013. La postura de los dirigentes que están a favor de la desvinculación de Batista, es que se organizó la Copa América, en la Argentina y “para ganarla”, y que el equipo quedó eliminado en cuartos. Una cuestión absolutamente resultadista, aunque en el fondo la sensación es que hay directivos que no le tienen confianza al Checho y por eso se decide su remoción sin esperar que se cumpla un proceso más normal en cuanto a tiempo para que el DT trabaje.

Nakis con “ametralladora”

El más impulsivo de los dirigentes fue Noray Nakis, quien disparó para todos lados. Frases como “terminemos con la farsa de la generación del 86”, o “vamos a renovar todo, incluido el hijo del presidente de la AFA, no estamos conformes con su trabajo”, o “hay que hacer cirugía mayor, se tienen que ir todos”, o “Bianchi ya fue” o “Valdano debería ser el manager, aunque no es muy deseado adentro de la AFA”, fueron las más rutilantes de las expresadas por este hombre que preside al Deportivo Armenio, es el representante de la B Metropolitana ante el comité ejecutivo e integrante de la Secretaría de Selecciones que integran también Luis Segura, Julio Grondona (h), Juan Carlos Crespi, Mario Contreras y Germán Lerche, el presidente de Colón, quien no estuvo presente en el Monumental pero hoy viajó a Buenos Aires —al igual que el titular de Unión, Luis Spahn— para participar en el encuentro de las 17 en AFA.

“Es un disparate”

El enviado especial de El Litoral tuvo la posibilidad de conversar mano a mano con Ángel Cappa, un técnico que luego de haber armado un gran equipo con Huracán y de haber estado a minutos de ser campeón, tuvo la mala fortuna de formar parte de los procesos de River y Gimnasia que desembocaron en el descenso de ambos, aunque con distinta porción de responsabilidad.

—Ángel, ¿qué opina de la decisión que se va a tomar en AFA?

—¿Qué decisión?

—La de cambiar al técnico de la selección.

—Me parece un disparate. Hay que respetar procesos, dejar que la gente trabaje. El Checho no ha tenido tiempo de hacerlo, es el primer torneo que dirige. Uruguay clasificó a duras penas para el Mundial pasado, tuvo que jugar un repechaje. Sin embargo, se respetó el proceso, dejaron que el trabajo continúe y el equipo llegó a semifinales en Sudáfrica. Lisa y llanamente me parece un disparate.

—¿Y del cambio de torneos?

—Yo estoy a favor de los torneos largos y de suprimir los promedios. Hay que tomar determinaciones que conduzcan a mejorar el juego. No se está jugando bien en la Argentina y algo hay que hacer.

—¿Por qué no se juega bien, además de esto que acaba de decir?

—Por el éxodo de figuras. No puede ser que Lamela se tenga que ir porque haya jugado bien dos partidos, es una barbaridad, un atropello. Salvo Vélez, Lanús y Estudiantes, el resto de los equipos cambian sus planteles de un torneo al otro y esto atenta contra el espectáculo.

—¿Qué le pareció Argentina en la Copa América?

—Para mí, la selección está en el principio de un proceso, hay que darle tiempo al técnico. No me pareció malo lo que se intentó, aunque no haya salido. Uruguay fue un digno campeón y la mayor enseñanza de la Copa, es el crecimiento de los equipos más chicos, lo cual tornará más parejas las eliminatorias, seguramente.

El tal Ramos

Algunos colegas peruanos consultaron a El Litoral sobre si era cierto que Colón se había fijado en Cristian Ramos, el defensor que está en Alianza Lima y jugó tres partidos para la selección que dirige Markarián.

La “Sombra”, como le dicen, también se mencionó por el lado de Newell’s, aunque ahora los nombres que suenan por Rosario son los de Hernán Pellerano y Alexis Ferrero.

Lo de Colón, si fue cierto, tiene que haber sido antes de que se concretara la incorporación de Maximiliano Pellegrino, quien llegará en estas horas a Santa Fe para sumarse al plantel de Sciacqua.

Invasión uruguaya

Desde muy temprano, las calles porteñas se llenaron de uruguayos que hicieron mucho ruido y mostraron todo el color y el calor propio de la expectativa con la cual viajaron a la Argentina para ver la final de ayer en el Monumental. “Estoy podrido de los uruguayos, no veo la hora que pase el partido y se vuelvan, enloquecieron la ciudad”, dijo el “tachero” porteño que llevó al enviado de El Litoral al Monumental. ¡Y si lo dice un porteño acostumbrado al brutal tránsito capitalino en los días de semana, es porque hay que creerle!

Luego del partido, el panorama no cambió. Inclusive, la terminal de Retiro pareció la salida del estadio Centenario después de un partido de la Celeste.

Bien por Santa Fe

El análisis será más amplio y detallado, pero quienes tuvimos la oportunidad de visitar varias de las sedes elegidas para esta Copa América, nos encontramos con que la de Santa Fe terminó siendo una de las mejores. Y atención con que en el balance final no haya sido la mejor.

El piso del Brigadier López es superior, por ejemplo, al del estadio Unico (lejos, el peor de todos y en un estado lamentable para recibir una competencia internacional), el de Córdoba y la cancha de River. Y en el caso de la prensa, en La Plata y Buenos Aires hubo problemas con la conexión a internet, en tanto que en Córdoba se produjo un verdadero caos en la salida de los jugadores de la selección la noche de la victoria ante Costa Rica, transformando a la supuesta zona mixta en un lugar de tránsito para curiosos (y curiosas) que sólo pretendían tocar a los jugadores o sacarse fotos con ellos. Todo esto no pasó en Santa Fe.

Silbados

Tanto Joseph Blatter, el presidente de la Fifa, como Julio Grondona, presidente de la AFA y Nicolás Leoz (apenas aplaudido por los paraguayos), recibieron una silbatina descomunal cuando fueron anunciados por los altoparlantes, sobre todo por parte del público uruguayo. En el caso de Blatter, se hizo generalizada. El pope de Fifa, que estuvo el sábado en La Plata viendo el partido por el tercer puesto, fue el encargado de entregarle el trofeo principal a Diego Lugano, el capitán del seleccionado uruguayo.

Sin el Tata

Como fue suspendido por dos fechas (y ya había sido expulsado en el torneo), Gerardo Martino, el técnico de Paraguay, no pudo entrar a la cancha y tuvo que verlo desde un palco. Tampoco lo hizo su ayudante Pautasso, otro que vio la “roja” por parte del árbitro en el encuentro de semifinales ante Venzuela, por lo que fue Coria el encargado de entrar al campo a darle las indicaciones a sus dirigidos.

Temas excluyentes: el DT y la reestructuración

Unas 60.000 personas esperaron por horas la llegada de la selección uruguaya a Montevideo. El festejo en el Centenario fue inolvidable. Foto: EFE

2.jpg

Diego Forlán besa la Copa América como en sus buenos momentos con Zaira Nara, con quien estuvo a punto de casarse. El romance hizo crecer la “popularidad” de Forlán en nuestro país. Foto: EFE

4.jpg

... Y se fueron al Obelisco. No podía ser de otra forma: los uruguayos eligieron el obelisco porteño para festejar el título, a poco de haber terminado la fiesta en el Monumental. Foto: Efe

/// análisis

Chevantón es un delantero muy picante

Jorge Seniorante (x)

Ernesto Javier Chevantón, o “Cheva” como le dicen, es un jugador espectacular, explosivo, letal en los últimos metros. A pesar de su baja estatura es muy potente; puesto en velocidad es imparable, por lo tanto es trascendente que se ponga muy bien en lo físico. Y recuerdo que era titular indiscutido en la selección cuando la dirigía Carrasco.

No esperen en Santa Fe que sea un típico centrodelantero al que se le deba tirar centros. Pero es un jugador letal adentro del área y capaz de definir un partido aprovechando la única situación que se le presente.

Hace dos años que Nacional de Montevideo lo quiere llevar de vuelta para Uruguay. Lo que pasa es que Chevantón empezó en Danubio, que, por política deportiva, es un club que no le vende jugadores a los grandes. Entonces, cuando en Danubio supieron que Nacional lo quería, terció en la negociación y allí surgió un problema sentimental para él, porque hizo toda su carrera en Danubio y no podía “traicionarlo” yéndose a Nacional. El padre de “Cheva” tiene un palco en el Parque Central, en la cancha de Nacional, y le pidieron que interceda. Fue allí cuando apareció Danubio y Ernesto dijo que se quería quedar un par de años más en el exterior para zafar de la situación.

Con Carrasco jugaba siempre y Tabárez lo tuvo en cuenta en las eliminatorias pasadas. Recuerdo que fue para dos partidos, uno de los cuales se jugó en Bolivia. Ahí se lesionó y no lo llamaron más, pero era tenido en cuenta por el Maestro.

“Cheva” es ídolo en el Lecce, tiene mucha experiencia en el fútbol europeo y no creo que tenga problemas en triunfar en la Argentina. En la selección se veía favorecido porque Carrasco ponía tres delanteros, mientras que en Danubio jugaba con el “Pollo” Olivera, que era un jugador muy explosivo y lo acompañaba mucho.

Lo que tiene Chevantón es que se trata de un delantero muy picante, que no perdona. En Uruguay se lo aprecia mucho porque fue el que más cerca estuvo de quebrar el récord de Fernando Morena. Él hizo 36 goles en un torneo uruguayo y “Cheva”, jugando en un club chico como Danubio, metió 33. Se hizo famoso a partir de ese momento.

(x) Periodista de El Observador de Uruguay, presente ayer en cancha de River.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 25 de julio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?