Edición del Lunes 25 de julio de 2011

Edición completa del día

Ratificación de caudillos territoriales - Edición Impresa - Política | Economía Política

En la región

Ratificación de caudillos territoriales

En el interior de la provincia se ratificaron gestiones en los principales distritos, Del Sel fue una referencia sólo para la categoría de gobernador y las comunas e intendencias se definieron “palo a palo” entre los dos frentes. Ah... y hubo cinco empates.

Néstor Fenoglio

nfenoglio@ellitoral.com

Ya se sabe que más allá de la victoria del socialismo en la provincia y del hecho cierto de que deberá gobernar con las cámaras en contra, el interior ratificó buena parte de lo que ya había insinuado en la primaria y hubo parejo reparto entre los dos frentes, el gobernante y el opositor. Los electores pusieron e hicieron crecer la cuña del Midachi hasta la sorpresa, casi hasta el dolor, en la carne del oficialismo en la provincia, al menos en la categoría de gobernador. Y luego se abocaron a elegir claramente, tanto como lo permite este sistema, hombre por hombre, privilegiando en la mayoría de los casos, a la persona llana y simple, al vecino con el que se puede charlar...

Todo el centro sur de la provincia, salvo Rosario, votó para gobernador a Del Sel por encima de Bonfatti (11 departamentos a 8 es el resultado en la pulseada entre las dos fuerzas mayoritarias en esta categoría); mientras que 12 departamentos sobre 7 prefirieron la lista de Bielsa para diputados. En el Senado, también fue “11 a 8”.

Otro mirador para ver la paridad que preocupó al partido gobernante, puede ser el de los municipios, esta vez con leve ventaja para el Frente Progresista por sobre el Frente para Todos: 21 municipios para el primero, 19 para el segundo.

Entre los candidatos territoriales, se destaca nítidamente la victoria de Marcón, quien ratificó la paliza que había anunciado en las primarias: le sacó casi 40.000 votos a su “pobre” contendiente -Richter-, dándole en General Obligado preciosos votos a Bonfatti. En el extremo noreste de la provincia, hay que destacar, entonces, el buen papel del frente gobernante que ganó en Reconquista, en Avellaneda y en Villa Ocampo.

Y ya que hablamos de senadores, hubo dos derrotas notorias en el justicialismo, Spinozzi y Betique, en el sur y una reaparición: Gramajo quien en 9 de Julio le ganó por algo más de 2.000 votos al joven Weder, de Logroño. La tradición justicialista del departamento se impuso y ahora el polémico Gramajo vuelve con todas las de la ley, además de tener que convivir en Tostado, con su ex socio y luego rival, Fedele, que ratificó un nuevo mandato.

Después, con oficio, renovaron el justicialista Alcides Calvo en Castellanos (le ganó bien al ministro de la Producción, Juan José Bertero), el radical Felipe Michlig (la tiene clarísima en San Cristóbal, donde Rigo renovó mandato en la intendencia); los costeros Baucero -PJ, San Javier- y Kaufmann -Garay-, que pasaron bien, con algo de oposición; y Puchetta, en el departamento Vera.

En las Colonias, en la pelea de fondo, el radicalismo salió lastimado: las tres principales figuras que dominaron por mucho tiempo la política en el departamento, perdieron. Príncipe le ganó a Placenzotti en San Carlos Centro; Pirola le sacó más de 7.500 votos a Fascendini y Ana Meiners se hizo fuerte ante De Pace, al que se impuso por algo más de 1.300 votos de diferencia... De esa manera, el justicialismo ratificó en Las Colonias las tres victorias más importantes obtenidas en la elección pasada.

En Castellanos, la gente de Perotti pudo imponerse sin inconvenientes; mientras que en San Cristóbal, lo dicho, siguen los dos intendentes de los municipios más importantes: Rigo en la capital y el justicialista Busquets, que estuvo complicado en algún momento del mandato, pero que se rehizo y continúa en Ceres.

En tres departamentos -Vera, San Javier y Garay- siguen los senadores justicialistas, a despecho de que las capitales y principales distritos son del Frente Progresista: en Vera el radical Fabroni manda cómodo; en Helvecia renovó Flores y en San Javier, Migno.

x.jpg

Senador con votos. Marcón se cansó de contar votos en General Obligado. Foto: Agencia Reconquista

Familia y empates

En tren de anotar curiosidades, la familia Baucero de San Javier tiene empate uno a uno: José, el senador, conservó la banca ante Ramseyer -radical de buena gestión en Romang-; su esposa, Francisca Sánchez, perdió claramente frente a Mario Migno. Mientras que la familia Kaufmann sólo tiene festejos: Ricardo, el senador se aguantó el embate de la radical Selva Degiorgio -a la que superó por 877 votos-; y su hijo, Carlos, dio el batacazo al bajar al radical Elbio Yossen en Santa Rosa de Calchines, con una ventaja de 487 votos.

Hay cinco empates en localidades de la provincia: Melincué, Santa Clara de Buena Vista, Las Avispas, y -aquí radica el dato curioso- dos comunas de las sólo once que tiene 9 de Julio: Esteban Rams y Campo Garay.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 25 de julio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?