https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 02.02.2020 - Última actualización - 8:21
8:17

El DT y una rápida vuelta de página…

Madelón: "El plan se rompió cuando Estudiantes hizo el primero"

El entrenador rojiblanco se mostró conforme con el rendimiento del equipo hasta el gol inicial de Cauteruccio y se disgustó con algunos fallos de Delfino. Explicó los cambios y dijo que “me hubiese gustado aguantar más tiempo con el partido 1-2”.

 Crédito: Matías Nápoli
Crédito: Matías Nápoli

Crédito: Matías Nápoli



El DT y una rápida vuelta de página… Madelón: "El plan se rompió cuando Estudiantes hizo el primero" El entrenador rojiblanco se mostró conforme con el rendimiento del equipo hasta el gol inicial de Cauteruccio y se disgustó con algunos fallos de Delfino. Explicó los cambios y dijo que “me hubiese gustado aguantar más tiempo con el partido 1-2”. El entrenador rojiblanco se mostró conforme con el rendimiento del equipo hasta el gol inicial de Cauteruccio y se disgustó con algunos fallos de Delfino. Explicó los cambios y dijo que “me hubiese gustado aguantar más tiempo con el partido 1-2”.

La sensación es que la victoria ante Argentinos Juniors fue un gran alivio por varios motivos. Y uno de ellos, es que todo Unión sabía que se venía una semana (ocho días en realidad) intensos y complicados, deportivamente hablando. El primer escollo era este partido con Estudiantes, pero enseguida había que pensar en una doble exigencia de mucha jerarquía en el 15 de Abril: la ida con Mineiro y el encuentro con este River que está decididamente enfocado en la Superliga, ahora sí con muchas chances de conseguirla.

 

Por eso, no hubo mucho tiempo para el lamento. Madelón y Carabajal fueron los que hablaron, pero rápidamente el plantel dejó 1 y 57 para que la derrota cure pronto las heridas y ponerse a pensar en lo que viene. Lo mismo hubiese sido si el resultado lo favorecía. Unión se quedó en La Plata y desde el mismo pitazo final de Delfino, todo está centrado en el partido del jueves ante Atlético Mineiro, uno de los grandes de Brasil, en otro día histórico para el club y para este plantel que tendrá, en cuatro días, dos escollos de gran jerarquía.

 

Madelón no quiso buscar excusas, más allá de alguna queja deslizada hacia el arbitraje de Delfino, sobre todo apuntando a la jugada del penal. Fue claro y autocrítico. Admitió que el equipo jugó “media hora bien” y que el partido se “rompió con el primer gol de Estudiantes”. Y dejó frases:

 

 

“El plan era bueno y estaba saliendo. Teníamos el partido controlado en nuestro sector defensivo y si bien no estábamos bien con la pelota, tampoco sufríamos”.

 

“Tengo mis dudas con relación a la primera amarilla de Bottinelli. En la segunda, siempre digo lo mismo: cuando vas al piso y jugando de visitante, quedás muy expuesto. En el caso del penal, no estoy de acuerdo con lo que vio Delfino. Cuando lo marcaba Bottinelli, no pasaba nada; pero cambiamos allí y vio con Calderón lo que antes no veía con Bottinelli. Jugadas como esas, hay un montón en cada partido”.

 

“Nos desordenamos mucho luego del segundo gol y estuvimos imprecisos en el manejo de la pelota. Con otros equipos se puede dar el hecho de no estar finos en el manejo. Nos pasó el año pasado cuando jugamos en nuestra cancha contra Huracán. Pero hay otros, como es el caso de Estudiantes, que se aprovechan de la situación si no tenés un buen manejo de la pelota”.

 

“El plan estratégico estaba saliendo bien, era lo que planeamos, pero se rompió a partir del primer gol”.

 

“Respecto de la decisión de poner a Mazzola y de mandar a Troyanski al banco, fue a los efectos de que Mazzola haga el esfuerzo y provoque el desgaste de los defensores rivales y que Troyanski entre luego y pueda aprovechar el cansancio de los rivales”.

 

“No hay que llorar. Estamos bien, vamos a recibir a uno de los grandes de Brasil y como locales. Tenemos que hacernos valer y aprovechar que de local nos hacemos fuertes”.

 

“Bonifacio no estaba bien y se había puesto fastidioso con dos o tres jugadas, una de ellas en el primer gol de Cauteruccio. Por eso, pensé que con Cabrera podíamos cambiar el juego por allí. Cabrera es un buen jugador, interesante por lo que puede aportar. Después, con Carabajal y Troyansky busqué que el equipo tuviese mayor dosis de fútbol”.

 

“Lástima que no pudimos aguantar cinco minutos con el partido 2-1, porque veía que podíamos complicarle la victoria a Estudiantes. Ellos sintieron el impacto del gol nuestro”.

 

“Siempre digo lo mismo: quedó poca base, cambiaron jugadores y hay que ser pacientes con el necesario tiempo de conocimiento y entendimiento que necesita este plantel. La idea es sumar rápidamente a los refuerzos para que se acostumbren a los compañeros y al funcionamiento”.

 

“Vimos varios partidos del Mineiro, sabemos cómo juegan y estudiaremos la forma de contrarrestarlos. Se va a jugar con pelotas nuevas, que vamos a empezar a tocar a partir de nuestro regreso a Santa Fe”.

 

“Tenemos varios jugadores afuera del equipo a los que hay que poner lo mejor posible en poco tiempo para que se adapten rápidamente a lo que pretendemos”.

 

 

“Nos desconfiguramos”

 

 

Gabriel Carabajal admitió que “nos desconfiguramos después del primer gol de ellos” y también admitió que “en nuestro mejor momento, cuando nos pusimos 2 a 1, vino el tercero de ellos, la expulsión de Bottinelli y allí se terminó todo”.

 

El volante también señaló que “en el primer tiempo tuvimos varias situaciones propicias” y aclaró que “todo lo que se entrenó y todo lo que se habló en la semana, fue lo que luego se dio durante el partido. Cambió los planes el primer gol de pelota parada”.

 

Por último, señaló que “tenemos un gran plantel, se fueron jugadores importantes pero llegaron otros que también lo son y los que se quedaron son una base importante para pensar que el futuro es promisorio. Tenemos que enfocarnos rápidamente en los dos partidos que se vienen y mejorar”, concluyó el volante, que tiene chances de aparecer otra vez como titular en cualquier momento.

 

Buena idea: quedarse en La Plata


 

El plantel de Unión se fue del estadio directamente al hotel, cenó allí, descansó y este domingo por la mañana realizó un entrenamiento antes de partir de regreso a Santa Fe.

 

Fue muy atinada la decisión del cuerpo técnico, en virtud de que se ganó un día de descanso a los, ya de por sí, pocos que tiene Unión hasta el momento de recibir a Atlético Mineiro, el jueves en el 15 de Abril.

 

Si se hubiese acelerado el regreso a Santa Fe, el plantel habría viajado casi toda la noche, sin un buen descanso y si haber repuesto correctamente las energías después del esfuerzo.

 

Entre lunes y martes se definirá la formación que jugará ante Mineiro, aunque se supone que hay chances de que regrese Troyansky a la titularidad y habrá que esperar si Carabajal, Cabrera o los dos, tienen alguna posibilidad de meterse en el equipo.

 

Por lo pronto, para el encuentro ante River del domingo que viene por la Superliga ya está descartado Bottinelli, que fue expulsado y será sancionado con una fecha de suspensión.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:

Además tenés que leer:



Investigadores santafesinos testearon con éxito un respirador artificial -  -
Salud
Advierten que el río Paraná continuaría en descenso - Desde el drone de El Litoral se puede apreciar la magnitud de la bajante y cómo impacta en la Laguna Setúbal -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Coronavirus  Dengue  Tiempo de Delivery  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?