https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 12.03.2020 - Última actualización - 15:10
15:09

Vignatti le ofreció que siga en otro puesto

Francisco Ferraro no es más el manager de Colón

El conocido “Pancho” quedó en hablar con su hijo —es el PF de la reserva— y responder en unos días. Había sido presentado como secretario técnico en junio del año pasado.

 Crédito: Pablo Aguirre
Crédito: Pablo Aguirre

Crédito: Pablo Aguirre



Vignatti le ofreció que siga en otro puesto Francisco Ferraro no es más el manager de Colón El conocido “Pancho” quedó en hablar con su hijo —es el PF de la reserva— y responder en unos días. Había sido presentado como secretario técnico en junio del año pasado. El conocido “Pancho” quedó en hablar con su hijo —es el PF de la reserva— y responder en unos días. Había sido presentado como secretario técnico en junio del año pasado.

Es real y cierto que “al desaparecer la Superliga, la figura del manager ya no será exigible de parte de la AFA” a los clubes de Primera como Colón. Y esa pudo ser una salida política y elegante, pero está claro que el paso fallido de entrenadores le terminó costando muy caro a Francisco Ferraro. Este miércoles, casi al mismo momento que se firmba el vínculo con Eduardo Domínguez, “Pancho” era apartado de la función de secretario técnico en Colón.

 

Las partes reconocieron —Vignatti por un lado y Ferraro por el otro— el profundo desgaste de la función. Con Osella pasó lo mismo que con Lavallén: cuando la CD quería “cortarlos”, Ferraro siempre insistía en la continuidad. Y, además, se negaba sistemáticamente a tomar el equipo como “piloto de tormentas”.

 

En la reunión final, donde los dirigentes le comunicaron que no era más el manager por decisión unánime de la conducción, el propio José Vignatti le ofreció que siga vinculado al club de otra manera. “Asesor de las divisiones inferiores o algo por el estilo”, deslizaron.

 

 

 

En este punto se debe aclarar que la desvinculación de Francisco Ferraro para nada afecta el trabajo de Ariel Ferraro, su hijo, que es preparador físico de la reserva de AFA que dirige Bonaveri.

 

Igualmente, cuando el presidente le ofreció que siga en otra función pero no de manager, Ferraro simplemente atinó a decir: “Tengo que hablar con mi hijo para ver qué hacemos, lo voy a pensar”.

 

Una de las últimas incoherencias de la gestión se dio el viernes, cuando un psicólogo llegó especialmente desde Buenos Aires para relizar el trabajo mental de los jugadores sableros. Maximiliano Benedetti, el profesional recomendado por Ferrro, llegó al Hotel de Campo cuando “Pancho” ya estaba en Córdoba (había viajado con la reserva).

 

Cuando el sicólogo se presentó e intentó hablar con el plantel sabalero, desde el cuerpo técnico le dijeron que “no se podía molestar a los jugadores”. Así, la idea de Ferraro no prosperó y fue otra desprolijidad (le debieron pagar pasajes en avión, viáticos y honorarios a alguien que llegó pero nunca pudo hacer su trabajo).

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Oficial: los bancos abren este sábado y domingo -  -
Economía
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Alberto Fernández  Colón  Unión  Coronavirus  Tiempo de Delivery  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?