https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 13.03.2020 - Última actualización - 16:06
16:00

Desde 2008

La peor semana para los mercados

No obstante, tras las caídas históricas, las bolsas globales rebotaron.

 Crédito: Archivo El Litoral
Crédito: Archivo El Litoral

Crédito: Archivo El Litoral



Desde 2008 La peor semana para los mercados No obstante, tras las caídas históricas, las bolsas globales rebotaron. No obstante, tras las caídas históricas, las bolsas globales rebotaron.

Los índices bursátiles del mundo recuperaron hoy parte de lo perdido en las últimas jornadas después de que los gobiernos de los países centrales anunciaran medidas para contrarresta el impacto de la pandemia de coronavirus.


La Bolsa de Tokio cerró este viernes con un desplome del 6,08% del Nikkei, su principal indicador, en otra jornada marcada por la alta volatilidad y el nerviosismo por el impacto del nuevo coronavirus, en la que el índice llegó a perder más del 10 por ciento, pero Europa operó con alzas.


El Ibex español volvió a las ganancias, aunque con el miedo todavía presente entre los inversores: el selectivo subió un 10%, lo que fue su mayor avance desde mayo de 2010, tras una estrepitosa caída del 14,06% en la jornada previa.


Las señales de advertencia aún parpadeaban, los bonos del gobierno italiano se hundieron nuevamente este viernes, después de sufrir su peor día en nueve años en la sesión previa.


Italia y España impusieron límites a las operaciones, prohibiendo las ventas en corto de decenas de acciones, para frenar el desplome del mercado causado por el brote del coronavirus, que el jueves llevó a las bolsas europeas a sufrir sus peores pérdidas en la historia.


Los nervios extremos no son exclusivos de los mercados español e italiano: los futuros de EE.UU. pasaron de caer un 3% a avanzar hasta casi un 5%. El veto de Trump a los viajes de europeos y la intervención de Lagarde, más tibia de lo que se esperaba, provocaron el derrumbe de un mercado hipersensible y el escenario quedó arrasado, sin que los anuncios de la Reserva Federal de nuevas inyecciones de liquidez despejaran el pánico.


El Banco Popular de China, en tanto, liberó yuanes por el equivalente a unos 79.000 millones de dólares para darle dinamismo a su mercado local y no se descartan nuevos anuncios del gobierno en las próximas horas.


Alemania tiene la fuerza fiscal para contrarrestar cualquier crisis económica “con toda su fuerza”, aseguró el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, y dijo que Berlín podría inyectar hasta 50.000 millones de euros de gasto adicional para estimular su debilitada economía.


Yasutoshi Nishimura, ministro de Economía de Japón, dijo este viernes que su país debe tomar medidas “valientes y sin precedentes” para vencer las consecuencias económicas del coronavirus, lo que sugiere que está en preparación un paquete fiscal a gran escala como parte de los esfuerzos por evitar una recesión.


Petróleo y monedas


En tanto, el petróleo se estabilizó este viernes, después de que cayó un 7% el jueves por la sorpresiva prohibición de viajes anunciada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los suministros baratos que ingresan al mercado desde Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.


Por su parte, las principales monedas se estabilizaban después de una fuerte alza del dólar durante la sesión en Asia, el euro operaba en torno a 1,1200 dólares y el dólar australiano se recuperaba a 0,6300 dólares.


“Semana negra”


De París a Wall Street, o de Londres a Sao Paulo, la hecatombe de los mercados fue vertiginosa, especialmente durante la jornada de ayer jueves. Algunas bolsas vivieron su peor sesión desde 1987, cuando el Dow Jones perdió el 19 de octubre de ese año un 22,6%, debido al anuncio de un gran déficit comercial estadounidense y una subida de los tipos de interés del banco central alemán.


“La tormenta en los mercados ha superado un nuevo límite” tras los anuncios de Trump, escribió este viernes Rodrigo Catril, de la National Australia Bank.


El Banco central europeo (BCE) resolvió un paquete de medidas para limitar el impacto económico de la crisis sanitaria en la zona euro, pero no redujo sus ya históricamente bajos tipos de interés, lo que sí había hecho por sorpresa la Reserva federal de Estados Unidos, Fed.


La Fed volvió a actuar esta semana al proseguir su compra de deuda mediante bonos del Tesoro, y prometió inyectar miles de millones de dinero fresco, pero ello no impidió que el jueves el Dow Jones se hundiera casi un 10%.


La negociación de la deuda


El ministro de Economía, Martín Guzmán, habló por primera vez de la crisis desatada por el coronavirus y el impacto que podría tener en la deuda.


Advirtió que el Banco Central ya no tiene reservas para atender los pagos que precisa realizar el Tesoro, pero también le hizo un guiño a los acreedores: “Todos tenemos que ser más flexibles en el marco de esta crisis global”.


Ese concepto de “flexibilidad” apareció por primera vez en el discurso del funcionario y se trata de un reconocimiento de cómo ha cambiado el panorama. A principios de febrero, cuando se divulgó el cronograma para avanzar con la renegociación de la deuda, nadie sospechaba que se venía una crisis de grandes proporciones.


La fecha límite que establecía aquel cronograma era el 31 de marzo, pero ya se considera incumplible. Sin embargo, el Gobierno tendría un amplio margen para evitar un default total.


En los próximos meses vence mucha deuda en pesos, que en el peor de los casos será reperfilada. Luego hay un vencimiento con el Club de París en mayo, un saldo de U$ S 1900 millones, pero la idea sería negociar una extensión del mismo. Y recién en octubre hay vencimientos relevantes de deuda bajo ley extranjera.


Bancos


El Banco Central exhortó a los bancos a cumplir con recomendaciones para prevenir el coronavirus. “Las empresas y organismos deben garantizar la disponibilidad de los materiales necesarios en áreas de espera o alto tránsito. Disposición de cestos para el desecho de los pañuelos usados, de boca ancha, sin una tapa que obligue al contacto. Disposición de dispensadores con soluciones desinfectantes para una adecuada higiene de manos. Desinfección de superficies y ventilación de ambientes. Diversas superficies deben ser desinfectadas regularmente para minimizar el riesgo de transmisión por contacto: mostradores, barandas, picaportes, puertas, etc. La desinfección debe realizarse diariamente”, destacó el Bcra.


Fin de Expoagro


Los organizadores de Expoagro informaron anoche que se decidió clausurar la muestra un día antes de su finalización prevista para este viernes, “priorizando la prevención y el bienestar de nuestros visitantes y expositores”.


Temas:


Con 11 casos más, se elevan a 176 los pacientes con Covid-19 en la provincia - Desde un balcón. El aislamiento social está dando buenos resultados —aseguran las autoridades provinciales—. No obstante, sigue habiendo un alto número de personas que no acató la medida. -
Salud
Con la curva de contagios estable, la economía argentina caería 4% -  -
#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Clima en Santa Fe  El Litoral Podcasts  Alberto Fernández  Colón  Unión  Coronavirus  Tiempo de Delivery  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?