https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 03.09.2020 - Última actualización - 18:06
17:55

Fuerte polémica en el Concejo local

Acuerdo por residuos: del "paso histórico" del jatonismo al "paño de realidad" del PJ

Se pidieron informes para saber cómo el Municipio logró la renegociación con las prestatarias del servicio de recolección de residuos domiciliarios, y de qué manera afrontará esa deuda. El oficialismo ponderó como "histórico" el acuerdo. Para el PJ, es sólo un "primer paso" de un problema más complejo.

La renegociación de los contratos con las prestatarias del servicio de recolección de residuos despertó la polémica en el Legislativo local. Crédito: Mauricio Garín / Archivo El LitoralLa renegociación de los contratos con las prestatarias del servicio de recolección de residuos despertó la polémica en el Legislativo local.
Crédito: Mauricio Garín / Archivo El Litoral

La renegociación de los contratos con las prestatarias del servicio de recolección de residuos despertó la polémica en el Legislativo local. Crédito: Mauricio Garín / Archivo El Litoral

El Litoral en Google News



Fuerte polémica en el Concejo local Acuerdo por residuos: del "paso histórico" del jatonismo al "paño de realidad" del PJ Se pidieron informes para saber cómo el Municipio logró la renegociación con las prestatarias del servicio de recolección de residuos domiciliarios, y de qué manera afrontará esa deuda. El oficialismo ponderó como "histórico" el acuerdo. Para el PJ, es sólo un "primer paso" de un problema más complejo. Se pidieron informes para saber cómo el Municipio logró la renegociación con las prestatarias del servicio de recolección de residuos domiciliarios, y de qué manera afrontará esa deuda. El oficialismo ponderó como "histórico" el acuerdo. Para el PJ, es sólo un "primer paso" de un problema más complejo.

Todo venía planchado en la sesión del Concejo, con sendas declaraciones de interés y no mucho más. Pero llegó el expediente N° 24 de los sobre tablas. El concejal Juan J. Saleme (PJ) había presentado un pedido de informes -que fue aprobado- requiriendo al Ejecutivo saber en qué términos renegoció las deudas con las prestatarias privadas del servicio de recolección domiciliaria de residuos (Cliba y Urbafe), y cómo desde las arcas públicas se afrontará este compromiso. Este diario dio a conocer la noticia días atrás.

 

En contexto: el martes, el intendente Emilio Jatón dio a conocer la "buena nueva": se renegociaron los contratos y se terminó la novela con las empresas recolectoras. Se firmaron dos convenios, uno por cada empresa, por unos 550 millones de pesos en total. Recordó Jatón que cuando asumió en diciembre pasado, lo hizo con una deuda que se mantenía con ambas prestatarias por unos 750 millones de pesos, que incluía también a la firma que opera el relleno sanitario, Milicic.

 

Desde que empezó la pandemia, la basura fue uno de los "fierros calientes" en la mano del titular del Ejecutivo. Había que resolver la continuidad de un servicio esencial para la ciudadanía en medio de una crisis sanitaria. Pero el problema de la basura en la capital viene desde hace 24 años: se remite a la Ordenanza N° 10.035 del 23 de mayo de 1996, con la cual se aprobaron los pliegos de bases y condiciones para licitar el servicio, licitación que no ocurrió. Todo siguió un derrotero con distintos decretos -otorgamientos de concesiones, prórrogas- que las distintas gestiones fueron dictando.

 

La cuestión se agravó en los últimos meses de 2019, cuando Cliba, empresa de Aldo Roggio, rescindió el contrato, pegó el portazo y amenazó con irse. Hubo días en que no se prestó el servicio. Ahora, la empresa levantó aquella rescisión, con lo cual ésta quedará sin efecto y la prestataria seguirá operando. "Esto empieza a dar certidumbre en la relación contractual", declaró días atrás a El Litoral el secretario de Gobierno, Nicolás Aimar. El tema desembarcó en el Concejo local, con fuertes matices políticos y hasta algunos epítetos crispados.

 

 

 

Un pedido, un paño, un manto

 

 

¿Qué requirió saber Saleme en su pedido? Que el Ejecutivo informe si se utilizó algún tipo de mecanismo financiero para atender la deuda con las empresas Cliba, Urbafe y/o Milicic -y, en tal caso, que brinde detalles-; las pautas de la renegociación de la deuda y condiciones de pago; el detalle de la deuda consolidada, informando si se produjeron quitas a favor del municipio; si se incluyó en los acuerdos alguna cláusula relativa a las condiciones de prestación del servicio, entre varios otros puntos.

 

En el recinto, tras la aprobación del proyecto, pidió inmediatamente la palabra la oficialista Laura Mondino (Santa Fe Puede Más - FPCyS), quien defendió a capa y espada el acuerdo de renegociación. Lo calificó como "un paso histórico", y dijo que era una de las "enormes cargas" de la "pesada herencia que dejó" la gestión municipal anterior. Recordó que en noviembre pasado, el panorama era "desolador", tras el anuncio de rescisión del contrato de Cliba, con las veredas llenas de bolsas con residuos. Se estaba ante una "enorme catástrofe ambiental y sanitaria", fueron sus palabras.

 

Elogió una y otra vez el "gran trabajo silencioso" de Jatón y de su equipo para lograr el acuerdo. "Esta fue sólo una de las tantas 'bombas activadas', que ahora desactivamos, de las que nos dejó la gestión anterior: contratos irregulares, compromisos con proveedores impagos, el parque automotor destruido. Así se fueron", criticó.

 

La cruzó Federico Fulini (PJ-UC). Se autoproclamó como el encargado de la "triste tarea" -así lo dijo- de "poner un paño de realidad" sobre el tema residuos. "Estamos escuchando anuncios que parecerían revolucionarios, y lo que se está haciendo es simplemente empezar a resolver un tema de la ciudad. De ninguna manera este acuerdo le da solución al problema que tenemos con respecto a la basura. Es sólo un primer paso, y sería bueno que no se anuncie con bombos y platillos, porque tampoco sabemos la letra fina de los acuerdos firmados".

 

Y cuando se habla de pesada herencia -añadió el edil-, "hay que recordar que por 12 años la ciudad fue gobernada por una coalición" (el FPCyS y la UCR, que se fracturó en 2017). Entonces, los problemas de la ciudad formaron y forman parte de los que hoy gobiernan" (y que pertenecieron a aquella ya disuelta coalisión, cuyas figuras fuertes eran Miguel Lifschitz y José Corral). En el contrapunto se abría de a poco la "grieta" política local.

 

La también oficialista Valeria López Delzar (Creo-FPCyS) cuestionó a Fulini por poner "un manto de sospechas" sobre los términos de la renegociación. "Debemos reconocer este logro para resolver un problema heredado (la recolección domiciliaria). Esa interpretación maliciosa de que (con el acuerdo con las prestatarias) se compromete los recursos del municipio, no hace más que generar un manto de sospechas" insistió en el concepto.

 

 

La taquigráfica

 

Y pudo habla el autor del pedido de informes. Juan J. Saleme. "Lo único que estamos pidieron son informes para saber cómo fueron los acuerdos, porque la verdad los desconocemos. Veo que hay concejales y concejalas que tienen información privilegiada y que accedieron a esos datos... Nosotros no. Este acuerdo está lejos de ser una gran noticia porque no resuelve el problema de fondo de los residuos en la ciudad".

 

De una versión taquigráfica citó expresiones de Jatón, de cuando fue concejal: "'Hay un caos normativo (...), y el único camino que corresponde es el de los pliegos (para la licitación del servicio). No hay otro camino'. Esto dijo el ahora intendente en este recinto". Saleme habló de "falta de claridad absoluta" en el manejo del gobierno local con las prestatarias. "No sé cómo el municipio va a afrontar esta renegociación". Por eso, el pedido de información. "Si el camino es resolver el tema entre cuatro paredes con las empresas y de espaldas a este Concejo, bueno.... Que nos den explicaciones", pidió.

 

"Los dos decretos (que fijan los acuerdos) ya están publicados oficialmente, no hay nada para esconder. ¡No vamos a permitir que se genere este manto de dudas de ninguna manera!", exclamó Mondino. En la dinámica del debate, hablaron varios ediles más. Sorprendido por "las sospechas que se quieren instalar", Julio Garibaldi, también oficialista (Santa Fe Puede Más - FPCyS), dijo que en política pareciera que se mezclan el agua y el aceite: "Debiéramos estar todos celebrando esto; no entiendo esta discusión". Pues no: como en la vida real, ambos elementos siguen separados. Es la "grieta" entre un oficialismo abroquelado en la defensa de la gestión actual y una oposición que pugna con el otro brazo en la pulseada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Luciano Andreychuk
El Litoral en Google News


Temas:



#Temas de HOY: La Educación Primero  EducacionSF  Clima en Santa Fe  Elecciones 2021  Alberto Fernández  Cristina Kirchner   Colón  Unión