https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 25.10.2020 - Última actualización - 15:56
9:04

Entrevista a Fernando Molina

La dura crisis económica, el principal desafío del nuevo gobierno de Bolivia

Luis Arce, que durante una década fue el ministro de Economía de Evo Morales, asumirá el próximo 8 de noviembre la presidencia de su país en un contexto muy diferente, dice el escritor y periodista.

Fernando Molina. Crédito: GentilezaFernando Molina.
Crédito: Gentileza

Fernando Molina. Crédito: Gentileza



Entrevista a Fernando Molina La dura crisis económica, el principal desafío del nuevo gobierno de Bolivia Luis Arce, que durante una década fue el ministro de Economía de Evo Morales, asumirá el próximo 8 de noviembre la presidencia de su país en un contexto muy diferente, dice el escritor y periodista. Luis Arce, que durante una década fue el ministro de Economía de Evo Morales, asumirá el próximo 8 de noviembre la presidencia de su país en un contexto muy diferente, dice el escritor y periodista.

La dura crisis económica que se agravó con la pandemia será el desafío más importante que tendrá por delante el nuevo gobierno boliviano encabezado por Luis Arce que asumirá el próximo 8 de noviembre. Pero no será el único: el comportamiento de una derecha racista que está en proceso de asimilar lo que pasó en las elecciones del 18 de octubre, que intentará boicotear el gobierno, el papel que cumplirá Evo Morales en la vida política del país y una situación global lo suficientemente inestable como para prever un futuro incierto.

 

"Arce ha ganado porque la gente tiene la esperanza de vivir igual que en tiempos en los que era ministro. Y eso esta difícil", dice el periodista y escritor Fernando Molina, autor, entre otros libros, de "El pensamiento boliviano sobre los recursos naturales" e "Historia contemporánea de Bolivia", que también es colaborador del diario español El País.

 

-Ni la oposición unida hubiera podido ganar las elecciones ¿Como se explica tanta diferencia?

-Se discute mucho por que las encuestas no vieron venir el resultado. Al parecer había mucho voto oculto, gente que no dijo que iba a votar por Arce por miedo. Hubo mucha persecución al MAS y tenían miedo de expresar su adherencia. Ahora, las causas profundas son varias. Por un lado había descontento con la gestión de Evo Morales, pero sobre todo con él. Había intentado una y otra vez reelegirse porque tenía un estilo muy concentrado de gobernar. El rechazo de muchos sectores no era al MAS, que hasta el año pasado estaba haciendo una gestión bastante aceptable porque la economía seguía creciendo, había bienestar todavía aunque se estaba deteriorando, sino era a la cúpula política. También había mucho rechazo de los sectores altos y medios que lucharon contra Morales y que pudo haber influido en los otros grupos sociales. Personalmente creo que hubo a principios de año una fase en la que el MAS estaba bastante debilitado y si en ese momento hubieran sido las elecciones, no hubiese pasado lo que pasó el fin de semana pasado. Pero luego vino el gobierno de Añez con una actitud que algunos calificaron de racista, para decirlo de alguna manera, que en realidad es un tipo de racismo que invisibiliza al indígena de tal manera que solo veía en el MAS a un conjunto de dirigentes muy odiados y repudiados por ciertos sectores de la población y a la organización como una red clientelar, hasta delincuencial. No veía lo que representaba el MAS, las bases que estaban detrás, y por supuesto tenia una visión totalmente injusta e incorrecta sobre lo que fue el gobierno de Morales. Se creyó que había sido una dictadura de 14 años, que nada había mejorado, que no había habido bienestar.

 

- Además el de Añez no fue un buen gobierno. Como Perón dijo: "No es que nosotros seamos tan buenos, sino que los demás son peores".

-Ese es otro aspecto, pero creo que elemento simbólico fue muy importante. Se cortaron los símbolos indígenas, solo se incorporaron al gobierno indígenas "blanqueados", para decirlo de alguna manera, hubo declaraciones tremendas de la presidenta diciendo que iba a acabar con los salvajes. El gobierno de Añez estuvo formado por el ala mas radical de la derecha boliviana y fue incapaz de ver que clase de fenómeno fue el MAS y que significó para los trabajadores y los sectores populares. Además fue un gobierno que pretendía continuar en el poder a través de las elecciones y se planteó la candidatura de Añez. Por otro lado tenia muchos problemas de corrupción, se descontroló. En algún momento Añez fue bastante popular entre los sectores que voltearon al MAS porque para ellos puso orden frente a las protestas masistas. Pero mas allá de eso no tenia capacidad para manejar el gobierno, que tenía tres o cuatro presidentes y cada uno decidía lo que quería. Eso enfrentando una pandemia fue un desastre.

 

-En el MAS había una segunda línea de dirigentes que Evo tenia tapados y que este proceso les ha permitido liderar al MAS en su regreso al poder, además de una renovación intrageneracional.

-Evo tenia un defecto y era que no permitía la circulación de elites ni siquiera dentro de su partido. Tenía los mismos ministros, hacia enroques. Era un hombre muy desconfiado, lo que desgraciadamente es parte del racismo estructural que hay en Bolivia. Los indígenas son muy desconfiados y tienen bastantes razones para serlo. Por eso no quería innovar con otros. No apelaba ni a gente nueva de su propio partido. Por ejemplo con la repetición de García Linera a la vicepresidencia, incluso en contra de su propia voluntad. Esta renovación lo ha hecho mas fuerte al MAS. El riesgo de Arce es que sea un gobierno mas parecido al de Añez, muy multipolar por llamarlo de alguna manera. En el caso de Evo era muy caudillista, muy centralizado. En el caso de Arce esta el riesgo de que sea centrifugo, de que haya ministros que hagan lo que quieran, eso va a tener un desafío.

 

-El principal activo de Arce es ser el artífice del "milagro económico boliviano". Le alcanza para gobernar Bolivia en estas condiciones de crisis económica y sanitaria?

-En absoluto. Ha ganado porque la gente tiene la esperanza de vivir igual que en tiempos en los que era ministro. Y eso esta difícil. Ya veníamos de un agotamiento del modelo basado en la venta de gas. Todavía recibimos 500 millones de dólares de venta de gas, pero es muy poco en relación a los entre 10 y 15 mil millones que recibíamos en el pasado. Arce siempre ha dicho que su modelo no esta basado en la economía exportadora sino en el mercado interno y esta muy decidido en reactivarlo. Ahora, el problema es que si aumentas el consumo que ahora esta paralizado seguramente vas a tener mas actividad y también mas importaciones que van a demandar divisas y nosotros estamos escasos de divisas. Por eso se empezó a hablar de devaluación.

 

-¿Como crees va a ser la relación con el gobierno argentino y con el resto del mundo?

-Va a ser excelentisima con Argentina mientras este Fernández. Con México también. Pero vamos a tener que conocer quien será el canciller para saber como será con el resto del mundo porque Evo Morales fue y sigue siendo muy antinorteamericano, sigue creyendo que EEUU tuvo que ver algo con su caída y no es verdad. Esa historia de que había aquí grupos colombianos y venezolanos armados lo dio el gobierno de Añez el primer mes y luego tuvieron que olvidarse porque no había ninguna prueba. Tampoco tuvo que ver con el litio, que no es tan abundante pero esta en varios lugares. Arce tiene otra historia: habla ingles, vivió en Londres, no le persiguió EEUU como a Evo en la época de la guerra contra las drogas. Puede tener una política mas pragmática con EEUU que es lo que siempre se le reclamo a Morales. Por supuesto eso no quiere decir que no volvamos a tener una relación con Irán, por ejemplo, al que se le puso una cruz, se cerró la embajada.

 

-¿Con Brasil?

-Siempre ha sido muy pragmática porque el poco gas que vende Bolivia lo comercia con Brasil y Argentina. Creo que va a continuar esa relación pragmática porque lo simbólico en la diplomacia del MAS siempre ha sido el antiimperialismo mas que el socialismo. Y por supuesto las relaciones especiales con Venezuela. Sin embargo al final de su mandato Evo Morales ya estaba mas cauto, como retrocediendo. Pero el MAS tiene interés en que Maduro no caiga porque hay mucho dinero que llegó de Venezuela a Bolivia en el primer periodo del gobierno de Evo como donaciones o prestamos, no se sabe bien, y se dice que no fue muy institucional la forma de entregarse. Tiene razones para que no llegue un gobierno antichavista a descubrir ese tipo de cosas.

 

-¿El litio es el gran tema a desarrollar en la economía boliviana?

-Si, es una de las soluciones en las que piensa Arce para enfrentar la crisis. Ojalá tenga un enfoque mas pragmático porque Morales tenia uno muy ideológico, quería que se hicieran baterías de litio o nada. Nosotros en realidad ya podríamos exportar cloridrato de litio, que es la materia prima básica, pero el MAS lo ha impedido por razones ideológicas. Me parece que en esta época no van a ser tan exquisitos porque necesitan plata.

 

-Felipe González dice que los ex presidente son como un jarrón chino, que nadie sabe en que lugar ponerlos. Evo Morales ha dicho que va a volver a Bolivia ¿Cual crees que va a hacer su rol?

-Va a ser un jarrón chino y parlanchín. Tiene una personalidad muy narcisista y va a ser un incordio para Arce.

 

-¿Podría influir negativamente en el gobierno?

-Negativa y positivamente. Negativamente en que lo va a contradecir al presidente, va a decir que se va a hacer este proyecto cuando el presidente no lo tuvo en cuenta, va a llamar a los ministros y les va a dar ordenes. Su incontinencia comunicaciones va a dar mucho pie a los periodistas. La parte positiva es que Arce no tiene peso propio y es presidente por Morales. Choquehuanca, que es el vice electo y fue canciller de Morales, sí tiene peso propio, es miembro fundador del MAS, es indígena. Arce necesita el respaldo de alguien para no perder el gobierno en manos de Choquehuanca. Y el respaldo le viene directamente de Evo que va a fortalecer a Arce frente a los indígenas para que Choquehuanca no crezca demasiado y le quite el partido. Ahora, todo eso por supuesto es complicado en una época de crisis.

 

-¿El principal desafío será gobernar en tiempos de crisis después de una década donde se desarrolló lo que el historiador económico Pablo Gerchunoff llamó "la única revolución social sudamericana del siglo XXI"?

-Puede volver la maldición de la izquierda, que es lo que rompió Evo. La izquierda en Bolivia siempre ha sido fuerte, desde los años 30 que se forma como tal. Cuando fue nacionalista tomó el poder en 1952. Estuvo a punto de volver a hacerlo con una revolución en los años 70, cuando era socialista, pero un golpe de estado lo impidió. Cuando terminan las dictaduras en los años 80 es la izquierda la que saca a los militares con la UDP con Hernán Siles Suazo. No es la burguesía, sino que fue la izquierda a partir de una demanda de la sociedad que quería liberarse de los militares. Ahí manejan mal la economía, como ahora coinciden con una crisis económica que termina con una hiperinflación y entonces se rompe antes de la caída del Muro de Berlín, en 1985. La gente queda tan escarmentada que ya no vuelve a votar por la izquierda. Hasta el MAS, 20 años después. La maldición de la izquierda es la economía y cada vez que un grupo de izquierda quería hacer algo se le mostraba la experiencia de la UDP como ejemplo. Cuando Evo Morales gana, se decía que volvía la UDP. Y pasó todo lo contrario, tuvo la suerte de coincidir con la prosperidad. Pero también contó con Arce que manejo bien las cosas, evitó los gastos desmedidos. Al final había perdido el control de las cosas porque el Estado se convirtió en una maquinaria muy grande. Creo que Arce va a ser responsable pero si devalúa y tiene problemas de inflación hay riesgo de que haya un desorden Porque va a haber boicot de la burguesía.

 

-Arce permanentemente llama a la unidad nacional ¿Pensas que puede concretarse en un país tan dividido entre la región de Santa Cruz y el resto?

-Creo que va a ser un gobierno mucho mejor, mas integrado, mas serio, mas razonable que el que tuvimos con Añez que fue un gobierno de unos contra otros. Este es un gobierno de una legitimidad clara, con conocimiento del Estado, con una pretensión de quedarse a largo plazo. Las clases medias estaban muy fatigadas por estar 14 años fuera del poder. Eso tal vez no se entienda muy bien en otros paises pero en Bolivia la clase media la integran los que ganan entre 10 y 50 dólares diarios y además son blancos. Es la clase dominante tradicional y ha estado apartada desde 2006 del poder. En Bolivia todas las fortunas tienen que ver con el Estado, que en un país tan pobre es el que acumula suficiente riqueza para hacer verdaderos negocios. Por eso estar en el poder es muy importante y por eso se han despertado en el gobierno de Añez. Es muy grave para estas clases lo que ha pasado, ahora están en shock, pero dentro de un tiempo van a empezar a reaccionar de una manera muy agresiva porque ellos estaban seguros que habian vuelto al poder, que nuevamente serian el grupo dominante y se les ha frustrado. Algunos de los grupos mas genuinos de esta elite están gritando que hubo fraude. Están en negación total, incluyendo el Comité Cívico pro Santa Cruz que es como la organización de la derecha boliviana mas dura. Si yo fuera Arce trataría de hacer un gobierno de unidad nacional que sea bueno para todos, que se recupere un poco la economía, la racionalidad y el orden, y avanzar al final de su gobierno cuando este bien consolidado.

 

-Además la economía de Bolivia, como la de Argentina y el resto de los países, va a depender de las medidas que tome el mundo para una recuperación.

-Si, dependerá de eso. Ojalá Arce tenga suerte porque la otra opción será la violencia e intentos de voltearlo, echarlo del poder. Y en esta ocasión no se que va a pasar porque deben estar arrepintiendose de no haber tomado el poder sin democracia hace un año. Se que duraría poco, pero hay unos halcones que dicen que la democracia no sirve porque esta completamente cooptada por el MAS, que hace un fraude estructural porque tienen a las comunidades indígenas que van a votar en colectivos. Hay una extrema derecha en Bolivia, igual que en otros paises del mundo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:



Perotti no quiere el fondo para la producción audiovisual local   - En 2016 había unos 300 mil santafesinos suscriptos a plataformas de entretenimientos y bienes culturales producidos en su mayoría fuera del país. Ese año se aprobó la ley para cobrarles ingresos brutos.     -
Política
El gobernador Omar Perotti tiene coronavirus  -  -
Política
Empresarios del transporte pidieron aumento del boleto -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona