https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 08.01.2021 - Última actualización - 16:23
16:22

Escándalo en Washington

Falleció el policía herido durante el asalto al Capitolio

El agente resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes”, según un portavoz del cuerpo

 Crédito: Gtres
Crédito: Gtres

Crédito: Gtres



Escándalo en Washington Falleció el policía herido durante el asalto al Capitolio El agente resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes”, según un portavoz del cuerpo El agente resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes”, según un portavoz del cuerpo

El agente Brian D. Sicknick es la quinta persona que ha fallecido tras el asalto al Congreso de Estados Unidos el pasado miércoles. Sicknick, parte del cuerpo de seguridad del Capitolio, resultó herido tras la revuelta y ha fallecido después de más de 24 horas de convalecencia. “La Policía del Capitolio expresa sus más profundas condolencias a su familia y amigos por su pérdida, y lamenta el deceso de un amigo y colega”, ha informado la corporación en un comunicado. Los otros cuatro fallecidos identificados por las autoridades son manifestantes.

 

La Policía del Capitolio confirmó a última hora del jueves la muerte del agente, después de varias horas de confusión y rumores. Sicknick, veterano de la guerra de Irak, fue atacado por simpatizantes de Trump con un extintor, ha publicado The New York Times, citando a fuentes policiales. La versión de las fuerzas del orden es que Sicknick resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes” que invadieron el Congreso y sufrió un “colapso” cuando volvió a la oficina, por lo que fue trasladado al hospital.

 

“Aproximadamente a las 21.30 (3.30 horas del viernes en la península), el agente de la Policía del Capitolio Brian D. Sicknick falleció debido a las heridas que sufrió cuando estaba trabajando” en el asalto al Congreso, indicó un portavoz del cuerpo policial en un comunicado. El agente llevaba trabajando para la Policía del Capitolio desde 2008, según la agencia, que aseguró que estaba investigando lo ocurrido. Su familia ha dicho a la prensa estadounidense que tomó el trabajo un par de días antes de la toma de posesión de Barack Obama y tras haber participado en la operación Escudo del desierto en Oriente próximo.

 

Las autoridades han anunciado este viernes que se iniciará una investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte de Sicknick. Los otros cuatro fallecidos identificados por las autoridades son manifestantes: Ashli Babbit, de 35 y residente en San Diego (California); Benjamin Phillips, de 50 años y procedente de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años y vecino de Athens (Alabama), y Rosanne Boyland, de 34 años y de Kennesaw (Georgia). La líder de la Cámara baja, Nancy Pelosi, ha dicho que los simpatizantes que participaron en las protestas “deben ser llevados a la justicia”.

 

El fallecimiento de Babbit, abatida mientras irrumpía en el edificio, también será sujeto de una investigación oficial. El agente que la disparó ha sido apartado de su cargo por lo que se ha manejado como una falta administrativa. La interrupción a los congresistas que iban a ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, un acto visto como rutinario en los últimos procesos electorales, ha marcado un hito en la democracia de Estados Unidos. La toma de posesión del candidato demócrata está prevista para el próximo 20 de enero y Trump ha anunciado que no asistirá a la ceremonia.

 

 

 

Las autoridades no han desvelado más detalles sobre las otras muertes. El jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington DC, Robert Contee, ha sostenido que los decesos se produjeron después de que los manifestantes sufrieran “emergencias médicas”. Greeson, un agente de ventas que tenía problemas de presión alta, murió por complicaciones cardíacas, ha dicho su familia en un comunicado. Boyland murió después de ser arrollada por los propios manifestantes, de acuerdo con testigos presenciales. Phillips, un programador, falleció por un paro, han señalado las personas que lo acompañaron al mitin del 6 de enero. Los familiares y conocidos de Greeson y Phillips han negado que hayan participado en actos violentos.

 

 

En el caso de Babbit, una veterana del Ejército que residía en San Diego, murió como consecuencia de un disparo de un agente de la Policía del Capitolio de EE UU, según un comunicado de ese cuerpo que se encarga de la seguridad del edificio y los colindantes, propiedad del Gobierno. “Se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde falleció por las heridas”, subrayó la Policía.

 


Temas:



Tras el escándalo del yate semi hundido, intensifican controles en las islas de la zona - Patrullajes. En todo el río Paraná se llevan adelante durante la temporada. Tanto en Santa Fe como en Paraná y en Rosario. -
Área Metropolitana
Carne: confirman rebajas de hasta 30% en los precios de diez cortes -  -
Economía
El 8% del total de vacunas, para Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus