https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 08.12.2021 - Última actualización - 11:29
8:47

Durante la competencia realizada en el Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires

Escuela santafesina ganó el desafío de autos eléctricos más importante del país

Se trata de la E.E.T.P. Nº 681 “Mercedes Álvarez de Segura” de la localidad de Humboldt, quien por una unidad se quedó con el título 2021 del Desafío ECO YPF. Además la Escuela N° 631 de San Carlos Centro, culminó segunda en la carrera de endurance y 6ta. en la clasificación general.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Durante la competencia realizada en el Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires Escuela santafesina ganó el desafío de autos eléctricos más importante del país Se trata de la E.E.T.P. Nº 681 “Mercedes Álvarez de Segura” de la localidad de Humboldt, quien por una unidad se quedó con el título 2021 del Desafío ECO YPF. Además la Escuela N° 631 de San Carlos Centro, culminó segunda en la carrera de endurance y 6ta. en la clasificación general.

El último fin de semana un grupo de alumnos, docentes y directivos de la E.E.T.P. Nº 681 “Mercedes Álvarez de Segura” de Humboldt hicieron historia al obtener el primer puesto en la carrera de autos eléctricos más importante del país.

 

El Desafío ECO YPF es una competencia nacional única- que cuenta con la supervisión del Automóvil Club Argentino (ACA) y la Federación Internacional del Automóvil (FIA)- con autos eléctricos de emisión cero diseñados por estudiantes de Instituciones Educativas de Nivel Medio y Polimodal de la Argentina.



En diálogo con El Litoral, Gabriel Madoery, contó los detalles del arduo trabajo llevado adelante por los estudiantes de la institución educativa, que les permitió lograr un triunfo y reconocimiento a nivel país que es histórico para la región y la provincia.

 

 

“La idea de empezar a competir en el Desafío ECO YPF surgió a partir de la primera promoción de técnicos electromecánicos que tuvo la escuela (Hoy va por la sexta promoción), desde allí se comenzó a trabajar en el proyecto, a partir de una materia que tienen los chicos en 6to. Año que es la creación de prototipos electromecánicos. Lo tomamos como si fuera el proyecto final de los técnicos, deben aprobarlo para poder cumplir con la currícula y así obtienen el título. Por cuestiones económicas la primera promoción no pudo correr, pero al año siguiente si participamos con la ayuda de los primeros egresados”.

 

Madoery agregó que estos años contó con la ayuda de otros docentes de la institución: Damián Bruera y Ariel Beltramino.

 

“Ellos son los que me acompañaron un poco en esto, empezando de cero a construir el auto. En la primera participación quedamos segundos en la carrera de picadas y quintos en la general. Al segundo año cambiamos el auto y el formato que utilizamos, siempre en pos de buscar el mejor rendimiento, con el objetivo de lograr el menor consumo posible y obtener mayor rendimiento. En el segundo año tuvimos unos percances que no nos permitieron tener un buen resultado. Ahí tuvimos problemas con la cubierta que nos habían dado, pinchamos en las dos competencias y eso nos perjudicó. Quedamos en el puesto 20 de la general”.

 

Acompañamiento de lujo

 

En este sentido Madoery remarcó que para la edición del 2019, fue Ian Reutemann (actual corredor de TC Pista, Súper TC2000 y TopRace, y una de las promesas del automovilismo nacional) uno de los pilotos que corrido esa carrera.

 

Foto: Gentileza

 

“Lo tuvimos como tester y nos dejó un montón de datos y eso nos ayudó muchísimo a lograr lo que hicimos el fin de semana. Es un chico fenomenal. Usamos todo esos datos para mejorar el auto, reformamos muchas cuestiones: usamos una aerodinámica distinta, con una distribución del peso totalmente distinta. Sobre la misma base del auto que usamos hace dos años montamos las mejoras y ganamos la general”.

 

El docente de Humboldt sostuvo que aún sigue si creer lo alcanzado el fin de semana el en Gálvez.

 

“Realmente no me sorprendió ganar la última carrera porque el auto tiene un muy buen rendimiento, pero me sorprendí con el campeonato. No sabíamos hasta último momento si habíamos ganado, y después de la coronación que hicieron de las cinco competencias que tenía la prueba, nos enteramos que fuimos campeones por un punto. Fue realmente increíble, todavía no podemos caer de lo que hemos logrado. Yo siempre fui “fierrero”, me gustan los autos y que nos hayan coronado en el Autódromo Gálvez es algo increíble. Es algo muy memorable para una escuela del interior de la provincia. Si uno lo pone en contexto futbolístico fue cómo ganarle a Boca, River, Independiente, Racing, San Lorenzo y Huracán”.

 

Reconocimiento

 

Para el docente que los alumnos hayan pasado la revisión técnica (que estuvo a cargo de la Comisión Deportiva Automovilística del ACA) ya era un triunfo porque marcaba que las cosas se habían hecho muy bien.

 

“Previo a la competencia siempre se realiza en la revisión técnica, si nosotros logramos pasar eso triunfamos, porque hicimos las cosas bien, ese será nuestro gran triunfo. El otro es deportivo y allí también juegan otros factores como la suerte”.

 

Cada equipo cuenta con seis alumnos y dos docentes. Dentro de esos seis estudiantes hay tres que son corredores (dos masculinos y femeninos) y los otros tres chicos se reparten las tareas de jefe de equipo, jefe de logística, y de ingeniero en pista, los cargos que tienen en los equipos de competición. “Pero en realidad todos hacen todo. Nos decidimos a participar de esta competencia recién en septiembre de este de este año, primero se hacían los trabajos dentro del horario escolar y cuando empezaba a faltar menos tiempo estuvimos a toda hora trabajando en el proyecto”.

 

Sobre este tema Madoery agregó que previo a la competencia hicieron dos pruebas: una en Humboldt y la otra en Rafaela.

 

Foto: Gentileza

 

“Nosotros teníamos un montón de datos pero con la reforma del auto hasta que no lo probamos no sabíamos si esos cambio eran para bien o para mal. Primero fuimos al Cartódromo de Humboldt para hacer un test de manejo por que ninguno de los chicos lleva delante de una práctica deportiva a nivel automovilismo. Después cuando teníamos todo medianamente armado fuimos a hacer una prueba de resistencia al autódromo de Rafaela. Allí armamos un circuito con las características similares que íbamos a encontrar en Buenos Aires, probado la parte de consumo, de velocidad, todas las estrategias que después usamos en la carrera. Fue mucho el trabajo fueron muchas horas pero conseguimos la victoria que es muy importante”.

 

La E.E.T.P. Nº 681 “Mercedes Álvarez de Segura” es la segunda institución educativa de la provincia que gana este certamen, la anterior había sido la escuela técnica de la ciudad de San Vicente. En la edición 2021 del Desafío ECO además formaron parte la E.E.T. Nº 466 de la ciudad de Rosario, la E.E.T.P. Nº475 de la ciudad de San Jorge y la E.T. N° 631 de la ciudad de San Carlos Centro.

 

Los estudiantes campeones fueron Guido Longoni, Gastón Geis y la piloto María Mellen, además de los mecánicos Ezequiel Longoni, Emiliano Emmert y Víctor Velázquez.

 

“El agradecimiento es para todos, si me pongo enumerar seguramente me olvido de alguien. Estoy agradecido con todo el pueblo y la comunidad de Humboldt que nos acompañó y nos apoyó siempre, que gracias a sus aportes económicos pudimos ir. A la comuna de Humboldt que nos acompañó, el senador Rubén Pirola y a los comercios de la localidad. A Rodrigo Leguizamón que siempre nos da una mano. A la familia Pfening que nos brindaron apoyo y herramientas para balancear y pesar el auto. Y un especial agradecimiento a Mario Longoni, presidente de la cooperadora y quien arma toda la logística y es una de las partes fundamentales de lo conseguido el fin de semana”.

 

La N° 631 orgullo de San Carlos Centro

 

Otra de las instituciones que formaron parte del Desafío ECO YPF 2021 fue la Escuela Técnica N° 631 “Benjamín Gorostiaga”, quienes lograron el segundo puesto en la carrera de resistencia y se quedaron con el 6to. lugar en la general.


Marcelo Charles, docente de la institución educativa sancarlina, mostró su satisfacción por los resultados. “Culminamos en el sexto lugar, es la mejor clasificación de la escuela en todas las participaciones del Desafío Eco, nos llena de orgullo por todo el trabajo que los chicos hicieron en apenas un mes. Esto lleva todo un proceso que dura todo un año, este auto que usamos es casi el mismo el 2019, dado que por tema de pandemia no se corrió en 2020”.

 

Foto: Gentileza

 

 

Charles añadió que hasta último momento no sabían si iban a poder participar. “No sabíamos hasta último momento si podíamos participar, y como fue muy sobre la fecha que pudimos confirmar le hicimos algunos cambios a ese mismo vehículo de hace dos años. Lo que hicimos fue mejorar el rendimiento, en apenas un mes pudimos realizar esa reforma que en un año normal nos lleva 10 meses”.

 

El docente sancarlino explicó que es mucho lo que hay que investigar y desarrollar con los alumnos, pero todo ese proceso de aprendizaje es muy valioso. “El año que viene vamos a volver a participar, ya lo tenemos decidido, ya forma parte de un proyecto institucional de la escuela y vamos a comenzar a trabajar con estos programas de desarrollo a lo largo del año para darle un nuevo formato al vehículo. Además de trabajar en el sistema para controlar el consumo y el rendimiento del motor”.

 

En otra parte del dialogo con El Litoral, Charles no ocultó su satisfacción dado que más allá de la competencia los alumnos adquieren un gran cantidad de conocimiento. “Eso es muy valioso. Fue una satisfacción muy grande para la institución porque los chicos desde todos los ámbitos incorporan sabiduría. Este proyecto enseña a trabajar en equipo, disciplina, responsabilidad, además de todas las cuestiones técnicas. Además para San Carlos es un orgullo porque hay muchas instituciones públicas y privadas que trabajan con nosotros para poder concretar este proyecto”.

 

Previo a la competencia docentes y alumnos de la Escuela Técnica N° 631 “Benjamín Gorostiaga”, llevaron a cabo pruebas en el autódromo de la ciudad de San Jorge.

 

“Hicimos una prueba conjunta con los chicos de la escuela de San Jorge, tuvimos una invitación de parte de ellos y fuimos al autódromo de San Jorge en el que también estuvieron presentes y que este año no participaron los alumnos de la escuela técnica de San Vicente. Entre tres y cinco pruebas hicimos en el circuito y fue muy beneficioso para nosotros porque vimos las falencias que tenía el auto y pudimos corregirlas antes de la carrera”.

 

Foto: Gentileza

 

Desde el año 2014 Charles junto a docentes y directivos vienen trabajando en este proyecto. “Esta edición me acompañó Jimena Swick, docente de la institución. Ademas quien está siempre en el proyecto y este año no pudo participar fue Germán Grimi. Los chicos que formaron parte de esta extraordinaria experiencia fueron: Sofía Kessler; Martín Rossi, Liam Charles. Franco Pisamiglio, Fabricio Fonatanini y Máximo Salzmann Eso fueron los chicos que estuvieron en el autódromo, pero de la actividad formaron parte todos los estudiantes del curso y chicos de otros niveles que se fueron incorporando. Tratamos siempre hacerlo con los grados superiores dado que son los que tienen un poco más de experiencia y conocimiento en todos estos temas”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión