https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 04.01.2022 - Última actualización - 14:46
12:17

Aturdidos en Malabrigo

"¡Ni el juez, ni el fiscal, ni ustedes me van a hacer bajar la música!"

Un hombre de 51 años quedó detenido este lunes, en horas de la noche, acusado por varios delitos cuando la policía fue a pedirle que bajara el volumen de la música. Finalmente recuperó la libertad.

Efectivos de la Comisaría 6ta. de Malabrigo acudieron en dos oportunidades, tras las reiteradas denuncias de vecinos por ruidos molestos. Crédito: Gentileza Prensa URIXEfectivos de la Comisaría 6ta. de Malabrigo acudieron en dos oportunidades, tras las reiteradas denuncias de vecinos por ruidos molestos.
Crédito: Gentileza Prensa URIX

Efectivos de la Comisaría 6ta. de Malabrigo acudieron en dos oportunidades, tras las reiteradas denuncias de vecinos por ruidos molestos. Crédito: Gentileza Prensa URIX

El Litoral en Google News



Aturdidos en Malabrigo "¡Ni el juez, ni el fiscal, ni ustedes me van a hacer bajar la música!" Un hombre de 51 años quedó detenido este lunes, en horas de la noche, acusado por varios delitos cuando la policía fue a pedirle que bajara el volumen de la música. Finalmente recuperó la libertad. Un hombre de 51 años quedó detenido este lunes, en horas de la noche, acusado por varios delitos cuando la policía fue a pedirle que bajara el volumen de la música. Finalmente recuperó la libertad.

Vecinos aturdidos de la ciudad de Malabrigo realizaron numerosos llamados a la policía este lunes, en horas de la tarde noche, denunciando la existencia de una reunión con música a todo volumen que rompía con la parsimonia del primer día de la semana. 

 

Efectivos de la Comisaría 6ta. de dicha localidad acudieron en dos oportunidades al inmueble señalado; la primera a modo de advertencia y la segunda para aprehender a su dueño, el cual respondió en forma agresiva y exaltada.

 

"¡Ni el juez, ni el fiscal, ni ustedes me van a hacer bajar la música!", les gritó B.M. de 51 años, a los uniformados que se encontraban en la vereda de su casa, ubicada en calle San Martín y 1° de Mayo. Como ésta era la segunda vez que acudían para solicitar que bajara la música, el hombre, que según la declaración del personal policial "emanaba aliento etílico", comenzó a insultarlos y a proferir amenazas, a las que se sumaron algunos de los miembros de su familia, que también participaban de la reunión.

 

Calabozo destrozado

 

Como resultado, B.M. terminó con las esposas puestas y fue trasladado hasta la dependencia policial para su identificación. Pero una vez alojado en el calabozo, el hombre emprendió con golpes de puños y patadas, destrozando la puerta de 2,10 metros de altura, por lo que se informó de lo ocurrido a la fiscalía.

 

En tal sentido, el funcionario a cargo ordenó que se le inicie causa por varios delitos, entre ellos "atentado y resistencia a la autoridad", "amenazas coactivas", "daño calificado" y "lesiones leves calificadas". Una vez finalizado el trámite, recuperó la libertad.

 

Fuentes policiales señalaron que la primera intervención en el domicilio mencionado ocurrió a las 20.30, a causa de varios llamados, y que tras las negativas y evasivas del morador, decidieron retirarse del lugar, donde también había otras personas en lo que parecía una fiesta privada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Pase sanitario  Coronavirus  Clima en Santa Fe  Colón  Unión