https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 04.10.2020 - Última actualización - 8:25
8:22

Según un estudio a nivel nacional

La gran mayoría de los argentinos están orgullosos de serlo y valoran la democracia

Pese a la pandemia, la salud es la cuarta preocupación de la gente, después del desempleo, la inflación y la inseguridad. El 27% de los consultados cree que el coronavirus "no existe" y 1 de cada 4 no sabe que la tierra es redonda. Más de la mitad apoya la gestión del gobierno nacional.

"El argentino es una persona modelada a partir de las crisis, que han sido recurrentes, mal resueltas e ignoradas".
Crédito: Pablo Aguirre

"El argentino es una persona modelada a partir de las crisis, que han sido recurrentes, mal resueltas e ignoradas". Crédito: Pablo Aguirre



Según un estudio a nivel nacional La gran mayoría de los argentinos están orgullosos de serlo y valoran la democracia Pese a la pandemia, la salud es la cuarta preocupación de la gente, después del desempleo, la inflación y la inseguridad. El 27% de los consultados cree que el coronavirus "no existe" y 1 de cada 4 no sabe que la tierra es redonda. Más de la mitad apoya la gestión del gobierno nacional. Pese a la pandemia, la salud es la cuarta preocupación de la gente, después del desempleo, la inflación y la inseguridad. El 27% de los consultados cree que el coronavirus "no existe" y 1 de cada 4 no sabe que la tierra es redonda. Más de la mitad apoya la gestión del gobierno nacional.

El 82,6% de los argentinos está orgullo de serlo, pero al 87,9% le gustaría que haya más orden y disciplina; más de la mitad de los consultados cree que se deberían cerrar las fronteras y no permitir el ingreso de inmigrantes; el 62,2% considera que desde el inicio de la cuarentena se ahondaron las divisiones y el 52,9% aprueba la gestión del gobierno nacional. 

 

La salud es la cuarta preocupación de los consultados, después del desempleo, la inflación y la inseguridad; el 27, 6% cree que el coronavirus no existe y es un negocio de los médicos y los laboratorios, el 45,5 % considera que el barbijo no evita el contagio, el 39,9% no le tiene miedo al Covid, el 28% cree que el distanciamiento social no sirve para nada y el 51,9% que la cuarentena no existe.

 

Estas son algunas de las conclusiones a las que llegó el informe nacional sobre opinión pública del mes de setiembre que realiza todos los meses la empresa especialista en comunicación y opinión pública Zuba. Córdoba y Asociados.

 

"Que la salud no sea la principal preocupación de la gente refleja la conversación en términos de la agenda de los medios y de la política. Hoy estamos en el interior con la necesidad de tener restricciones más rígidas pero es imposible convencer a la gente. Hicimos cuarentena cuando estaban contagiados los porteños. Hoy nadie habla de la cuarentena estricta. Y lamentablemente le perdimos el miedo al contagio" analiza Gustavo Córdoba sobre los resultados de la encuesta. 

 

Párrafo aparte merecen el 12,4% de los consultados que creen que la tierra es plana y el 50% que considera que Argentina va a convertirse en Venezuela. "Es el fracaso del sistema educativo. En Argentina el problema es, además del 13 por ciento que dice que la tierra es plana, el otro 14 por ciento que dice que no sabe. Uno de cada cuatro argentinos no sabe que la tierra es redonda. Es decir casi 12 millones de personas", dice.

 

"El argentino es una persona modelada a partir de las crisis que han sido recurrentes, mal resueltas e ignoradas. Y que tiene un bajo nivel de credibilidad hacia las clases dirigentes en general. Eso va generando en el transcurso del tiempo una suma de tensiones, fragilidades y frustraciones que pueden ser aprovechadas por sectores muy radicalizados, al estilo de las derechas europeas. No estamos exentos de un Bolsonaro. Si la democracia sigue siendo algo tan lejano en lo cotidiano vamos a estar convocando a espíritus que no tienen nada que ver con la democracia. Ese es el problema de las tensiones que no puede resolver la dirigencia", traza como perfil de los argentinos.

 

En el relevamiento. el 48,9% de los consultados dice que los argentinos somos muy prejuiciosos, el 37,4% que somos prejuiciosos, el 5,7% poco prejuiciosos y el 2,5% nada prejuiciosos. Pero a si mismo se ven mucho mejor ya que individualmente solo se consideran muy prejuiciosos el 8,1%, algo prejuicioso el 32,1%, poco prejuicioso el 37,4% y nada prejuicioso el 17,6%.

 

 

El 46,9% considera que el populismo es escuchar las demandas del pueblo; el 53,4% que no divide a la sociedad en buenos y malos, el 52,4% que es sinónimo de peronismo y el 48,3% que significa dar asistencia a la clase baja.

 

El 87,9% dice que le gustaría vivir en un país donde haya más orden y disciplina, y el 82,4% un uno que sea mas igualitario e inclusivo. El 52,6% dijo estar de acuerdo a sacrificar algo de sus libertades personales para tener un poco más de orden y el el 46,6% en sacrificar parte de sus libertades si eso va servir para mejorar la economía.

 

Un 75% de los consultados consideran que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, aunque 15,2% cree que en algunas circunstancias un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático.

 

En tanto el 54,9% cree que Argentina debería cerrar sus fronteras y no permitir más el ingreso de inmigrantes y el 76,3% está en desacuerdo que las fronteras estén completamente abiertas.

 

La mayoría (88,1%) está de acuerdo con que al delito se lo combate con más educación, como segunda opción (76,4%) que se lo combate con mas intervención de las fuerzas de seguridad y en tercer término (59,9%) con acceso a mas oportunidades y reduciendo desigualdades.

 

Gestión nacional

 

La gestión de Alberto Fernández tiene un 52,9% de aprobación y un 44,1 % de desaprobación. Antes del inicio de la cuarentena estos porcentajes eran del 61,6% y el 28,1%, cuando se inicio la cuarentena del 97% y el 2,2% y desde entonces la brecha entre aprobación y desaprobación se fue achicando.

 

¿Cual fue el motivo de la caída? "La economía argentina. El nulo plan de salida de la cuarentena provocaron un daño económico mayor. La falta de previsibilidad hizo entrada en ese mes. Por entonces ademas el gobierno no tenia cerrado el acuerdo con los bonistas, externos ni internos. Hoy es distinto. Desde el punto de vista economico el gobierno esta haciendo los deberes. Si consigue que el campo liquide las divisas y haga un buen acuerdo con el FMI es posible que tenga un escenario de previsibilidad y pensar que el año que viene entre el efecto rebote y otros temas podamos tener un crecimiento economico", explica.

 

Sobre la evaluación de lo hecho hasta el momento por el presidente, el 43,3 % lo apoyó y lo seguirá apoyando, el 5,5% no lo apoyó pero ahora si lo apoya, el 30,5% no lo apoyo y no lo va a apoyar y el 14,6% lo apoyo pero no lo va a apoyar mas.

 

Otra de las consultas es si mas allá del coronavirus el país va en la dirección correcta. Para el 50% no y para el 39,5 si. En mayo era a la inversa ya que el 58,35 de los consultados consideraba que iba en la dirección correcta y el 27,1% no, en junio la brecha se redujo a 49% y 35,1% respectivamente y en agosto se achicó aún más a 46,1% y 41,8% respectivamente.

 

Contra lo que podríamos suponer en un contexto de pandemia mundial con un millón de muertos hasta hoy, la salud no solo no es la principal preocupación de los argentinos en la vida cotidiana sino que ocupa el cuarto lugar después del desempleo con 18,2%, la inflación con el 13,8% y la inseguridad con el 13,6%. Después de la salud se ubican la corrupción con el 11,8%, la pobreza con el 8,7%, el endeudamiento con el 7%, la cuarentena con el 5,6", la educación con el 5% y la violencia con el 3,3%.

 

El 39,9% considera que desde el comienzo de la cuarentena los argentinos nos encontramos mas divididos, el 22,3 mucho mas divididos el 20, 3 mas unidos y el 10,6 mucho mas unidos.

 

Otra de las consultas vinculadas con el funcionamiento de las instituciones en el país, es si en Argentina hay estado de derecho: el 19,4 % está totalmente en desacuerdo que lo haya, el 22,3% está algo en desacuerdo, el 25,5% esta algo de acuerdo y el 22,4% está totalmente de acuerdo.

 

En tanto el 42,8 % de los consultados cree que es justo que la provincia de Buenos Aires reciba más coparticipación y el 57,7% que la Capital Federal fue muy beneficiada en el gobierno de Macri.

 

"Hay un divorcio cada vez mas evidente entre la agenda de discusión de la gente y la de la politica. Las redes sociales con una enorme burbuja que no tiene nada que ver con la sociedad".

 

Gustavo Córdoba es socio de la consultora Zuba, Córdoba y Asociados.Foto: Gentileza

 

 

 

"La política tiene un problema de oferta"

 

"Una cosa que me llamó la atención -dice Córdoba- es que los argentinos estamos de acuerdo en lo macro, pero diferimos en la bajada. Creo que hay que una gran incapacidad de parte de la dirigencia de entender los cómo. Es claro que la sociedad argentina valora la democracia, quiere orden e inclusión. Las diferencias empiezan cuando el modelo de país que los otros quieren te molesta, cuando la forma de pensar de los otros te molesta, cuando la cultura de la intolerancia nos impide plasmarlo en una metodología concreta de ir hacia esos objetivos".

 

"Tenemos una cultura política de baja calidad. Me parece que ahí es donde hay que trabajar, sobre todo por el imperio de las fake news, cuyo alimento principal es el prejuicio. Cuando las fake news están tan cerca de tu prejuicio lo validás automáticamente y las compartís. No importa si es verdad o mentira. Está cerca de lo que vos creés que es verdad. En una sociedad altamente prejuiciosa, la grieta como factor es potente, a la política le queda cómoda la grieta porque absuelve de pensar. Es trágico eso", explica.

 

"La política argentina tiene un problema de oferta. No nos definimos por la mejor opción, sino que lo hacemos en contra de una opción. El peronismo la tiene clara porque está integrada por un 20 % de peronistas, un 10 % de kirchneristas y un 6/7% de antimacrismo. Pero del otro lado es todo antikirchnerismo, antiperonismo y no tanto macrismo. Esa forma de identificarse por el opuesto es muy propia de la política argentina. Y me parece que es el síntoma de intolerancia de una enfermedad grave", dice Córdoba.

 

"El gobierno no tuvo la capacidad de leer los climas de opinión", dice Córdoba. "Me parece que se excedió, se confundió y por eso se mandó con Vicentin, la reforma de la Justicia y el impuesto a las grandes fortunas sin trabajar los consensos de manera adecuada. Y la oposición apeló a la grieta porque vio a Alberto Fernández con un nivel de apoyo descomunal, inédito en la democracia y se asustaron mucho. Los dos primeros años de Macri, el peronismo apoyó con gobernabilidad y dio quórum. Esta oposición ha tomado un camino distinto, no dio ni quórum ni gobernabilidad. Me parece que temió por su unidad ideológica y trató en la grieta de recuperarla. La radicalizacion discursiva con la que arrancó Patricia Bullrich hace tres meses la homogeneizó. De hecho, creo que la oposición es mas efectiva a la hora de sentar posición en la agenda de discusión diaria que el propio gobierno, al que ha desgastado al no prestarse al consenso. Eso, mas los errores propios, hicieron que gobierno perdiera precipitadamente mucho del apoyo que había conseguido al inicio de la cuarentena".

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:



#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  Horóscopo de hoy  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?