https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.11.2020 - Última actualización - 13:18
13:11

Los secretos de uno de los dos que ya está clasificado

Sólido, eficaz y, de a ratos, es un equipo que juega bien

En todos los partidos hubo una tendencia muy clara: aprovechar los buenos momentos, que casi siempre son en los inicios de los partidos, para convertir y luego "trabajar" el partido para liquidarlo de contra.

Se queja Bruno Bianchi por una sanción de Herrera con la que no estuvo de acuerdo. Ahora como capitán, lo que aportó el ex jugador de Atlético Tucumán ha sido muy importante para que el equipo recupere esa solidez defensiva que había perdido hace tiempo. Crédito: Mauricio GarínSe queja Bruno Bianchi por una sanción de Herrera con la que no estuvo de acuerdo. Ahora como capitán, lo que aportó el ex jugador de Atlético Tucumán ha sido muy importante para que el equipo recupere esa solidez defensiva que había perdido hace tiempo.
Crédito: Mauricio Garín

Se queja Bruno Bianchi por una sanción de Herrera con la que no estuvo de acuerdo. Ahora como capitán, lo que aportó el ex jugador de Atlético Tucumán ha sido muy importante para que el equipo recupere esa solidez defensiva que había perdido hace tiempo. Crédito: Mauricio Garín



Los secretos de uno de los dos que ya está clasificado Sólido, eficaz y, de a ratos, es un equipo que juega bien En todos los partidos hubo una tendencia muy clara: aprovechar los buenos momentos, que casi siempre son en los inicios de los partidos, para convertir y luego "trabajar" el partido para liquidarlo de contra. En todos los partidos hubo una tendencia muy clara: aprovechar los buenos momentos, que casi siempre son en los inicios de los partidos, para convertir y luego "trabajar" el partido para liquidarlo de contra.

No se circunscribe sólo a la eficacia el plan futbolístico de Domínguez. Hay momentos de protagonismo, pasajes de buen fútbol, de control más dominio del juego. No duran mucho a veces, pero le alcanza para convertir un gol. A partir de allí comienza la otra parte del plan, más defensivo, más cerrado, regalando pelota y terreno, a veces jugando casi al límite. Está respondiendo el sistema defensivo a partir del alto nivel que otra vez vuelve a tener Burián y de la aparición de un jugador muy importante para reorganizar ese sector del equipo: Bruno Bianchi. Domínguez sabía que venía a dirigir a un equipo que era fácilmente permeable atrás al punto de convertirse en el segundo con más goles en contra de la pasada Superliga, detrás de Godoy Cruz. Debía corregirlo. Y desde lo táctico, adoptó un esquema en el que Vigo y Escobar son variables de ajuste y se suman a la línea de tres para armar línea de cinco y así, poblando el sector defensivo, ser más sólido.

 

En el medio hay dos jugadores que son clave en este nuevo proceso: Lértora y Aliendro. El ex Belgrano le está dando equilibrio, sacrificio, buena marca y hasta apoyo en jugadas de ataque. El ex Atlético Tucumán asumió la función típica de ese jugador que se desdobla rápidamente, pasando de ser un jugador de juego, creación y llegada, a convertirse rápidamente en una rueda de auxilio para Lértora. Es una dupla que funciona, se complementa y rinde.

 

Se mete Lértora con decisión dentro del área de Defensa y Justicia. El volante volvió a rendir en muy buena forma y es otro de los picos altos de rendimiento. El sábado fue uno de los mejores.Foto: Mauricio Garín

 

 

 

Colón ha encontrado gol en un jugador que Domínguez conoce bien pero que se debatía entre su propia inestabilidad, sus altibajos y una reacción negativa de la gente: Christian Bernardi. Es el goleador de Colón. Está siempre ahí, Domínguez le encontró una buena ubicación, no tiene necesidad de ir por afuera, está más cerca del área y del arco rival, eso lo favorece para que su cambio de ritmo le provoque problemas a los defensores rivales, hizo tres goles y pudo haber marcado alguno más. Es un "volver a vivir" del que mucho pudo haber contribuido el técnico. Al principio no lo tenía en cuenta para ser titular y apostaba por la técnica y la juventud del pibe Farías. Su ingreso ante Defensa y Justicia en Florencio Varela lo depositó de manera directa entre los titulares a partir del encuentro siguiente. Se nota que había una decisión casi tomada por parte de Domínguez y que aquél ingreso impetuoso, efectivo y determinante en la primera fecha, junto al Pulga Rodríguez, terminó de inclinar la balanza de las decisiones del DT.

 

Colón es un equipo que trata de solventar su estrategia sobre tres pilares: 1) protagonismo directo para conseguir la ventaja parcial (algo que logró en todos los partidos que jugó); 2) retroceso ordenado para cuidar la ventaja; 3) contragolpe para tratar de estirarla. Esto último funcionó muy bien ante Defensa en los dos partidos (el sábado se debió liquidar antes si no fuese porque Domínguez extendió el tiempo de los cambios por algunos minutos, porque debió ser antes), también ante los santiagueños y no le resultó en cancha de Independiente, más allá de que pudo ganarlo con el penal que malogró Olivera. En ese partido, a diferencia de lo que hizo en los otros partidos, Domínguez puso volantes en lugar de delanteros. Es diferente. Cuando puso delanteros, a los partidos los liquidó.

 

 

 

 

Viene bien Colón, el equipo tiene una forma, una idea. Naturalmente que hay cuestiones a mejorar. Los altibajos son evidentes en cuanto al protagonismo, pero esto no ha sido obstáculo para que se ganen tres partidos y se empate el otro (que también pudo haber sido victoria por ese penal en el final). La liberación producto de la supresión de los descensos también se hizo evidente en un plantel que venía sufriendo esa situación. Ni siquiera la había podido remontar Osella, un técnico con perfil más bien defensivo y resultadista. Ahora se nota una mayor solidez, respaldada también por la eficacia para definir en el arco de enfrente. Colón lleva convertidos 8 goles en cuatro partidos y pudieron ser algunos más. Se malograron situaciones ante los santiagueños, fundamentalmente, además del penal con Independiente. Pero de todos modos, supo "pegar" a tiempo para inscribir ya su nombre entre los clasificados para la zona campeonato de este torneo tan particular que ha creado una dirigencia del fútbol argentino que hace agua por todos lados.

 

Colón ha encontrado gol en un jugador que Domínguez conoce bien pero que se debatía entre su propia inestabilidad, sus altibajos y una reacción negativa de la gente: Christian Bernardi.

 

¿Titulares?

Lograda la clasificación, Colón ahora afrontará dos partidos en los que sólo quedará como objetivo el de mantener el primer lugar en la zona 2, pues eso le permitirá jugar tres partidos de local y dos de visitante en la zona Campeonato. El sábado, los sabaleros recibirán a Independiente a partir de las 19.20. ¿Serán todos los titulares quiénes dispondrá Domínguez o habrá alguna rotación que permita la aparición de jugadores sin tanto rodaje?. Por lo pronto, estará en condiciones de volver Chancalay, quien el sábado no jugó por el nacimiento de su hijo, Stefano.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:



Exclusivo El Litoral: El "Pulga" Rodríguez no juega más en Colón -  -
Actualidad Sabalera
Pulga: "En Colón se me fue mi última chance de ser campeón" -  -
Actualidad Sabalera
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus