https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 26.09.2021 - Última actualización - 27.09.2021 - 10:18
20:42

El delantero fue la figura, con Gastón González pisándole los talones

Luna Diale brilló más que el sol de la siesta

Definió muy bien en los dos goles y fue fundamental. El segundo tiempo de Gastón González fue imparable, bien Nardoni en el primer tiempo y correcto el resto.

El grito de gol dibujado en el rostro de Luna Diale, mientras corre al encuentro de la otra gran figura que tuvo el equipo: Gastón González, quien armó una jugada espectacular en el segundo gol del Tate. Crédito: Pablo AguirreEl grito de gol dibujado en el rostro de Luna Diale, mientras corre al encuentro de la otra gran figura que tuvo el equipo: Gastón González, quien armó una jugada espectacular en el segundo gol del Tate.
Crédito: Pablo Aguirre

El grito de gol dibujado en el rostro de Luna Diale, mientras corre al encuentro de la otra gran figura que tuvo el equipo: Gastón González, quien armó una jugada espectacular en el segundo gol del Tate. Crédito: Pablo Aguirre

El Litoral en Google News



El delantero fue la figura, con Gastón González pisándole los talones Luna Diale brilló más que el sol de la siesta Definió muy bien en los dos goles y fue fundamental. El segundo tiempo de Gastón González fue imparable, bien Nardoni en el primer tiempo y correcto el resto. Definió muy bien en los dos goles y fue fundamental. El segundo tiempo de Gastón González fue imparable, bien Nardoni en el primer tiempo y correcto el resto.

Uno se rinde ante la evidencia. Cuando un equipo logra ganar un partido con dos goles de un jugador, en este caso Luna Diale (8), no hay mucho que discutir. En el primero, la peleó solito y en inferioridad, ganó la pelota y definió; en el segundo, aprovechó un centro de Gastón González y la clavó en el primer palo. Además, le metió una pelota filtrada a Roldán, que pudo ser el tercero.

 

Gastón González (7) fue imparable y superó cuántas veces quiso a Geminiani. Desbordó siempre, sobre todo en el segundo tiempo y armó la jugada del segundo gol, en la que tuvo muchísimo que ver. Terminó exhausto y por eso fue reemplazado. Muy buen partido.

 

 

 

 

Moyano (6) prácticamente no había tenido trabajo hasta que logró tapar una pelota a Sosa Sánchez desde muy cerca, sobre el final del partido. Es cierto que ya estaba todo casi definido, pero habría puesto una innecesaria cuota de zozobra. Vera (5) no se proyectó mucho al ataque, trató de dosificar energías e hizo un partido correcto. Gissi (6) se visibilizó en el juego aéreo, anuló a los puntas rivales y metió varios pelotazos, algunos bien y otros no tanto. Brítez (6) también jugó un partido ordenado y en el final sintió un tirón en su pierna izquierda. Corvalán (6) cumplió en la marca y casi mete un golazo, cuando un remate espectacular rebotó en el travesaño.

 

Mirá las fotos de Unión vs. Patronato

 

En la mitad de la cancha, Roldán (5) arrancó bien y luego apareció y desapareció del juego. Tuvo un mano a mano que le tapó Ibañez. Nardoni (6) fue de mayor a menor, con un primer tiempo en el que se destacó pero hizo un derroche de energías que se notó en el complemento y por eso fue reemplazado. Mauro Pittón (5) también tuvo mucho despliegue y momentos en los que la pelota pasó mucho por sus pies. Arriba, a lo ya apuntado de Luna Diale y Gastón González, hay que sumar a Márquez (6) que trabajó mucho para pivotear, tratar de ganar en el juego aéreo con muchos pelotazos frontales y pocas chances de prevalecer adentro del área rival, pero muy entregado a la recuperación de la pelota, con una valiosa actitud.

 

Respecto de los que entraron, Comas (5) se paró de doble cinco con Pittón y luego recibió el auxilio de Ceratto, que es un juvenil que está más acostumbrado a jugar como "5" de contención, con lo que intentó soltarse un poco más. García y Blandi le dieron un poco de aire al ataque, ingresando por Luna Diale y Márquez. Se movieron mucho pero no lograron encontrarse ni generar, entre ellos, alguna jugada de peligro para Ibañez, mientras que Peñailillo ingresó por González, se abrió bien por izquierda pero sin entrar mucho en juego.

 

 

 

 

Otro debut

Máximo Ceratto es un volante central de 20 años que comenzó su carrera como futbolista en Santa Fe Fútbol Club. De la mano de Facundo Rojas, en 2015, llegó a Unión. El año pasado hizo la pretemporada en Mar del Plata de la mano de Leo Madelón y se fracturó su mano izquierda. Es un "5" tradicional de acuerdo a cómo lo definió Marcelo Mosset, que lo llevó al plantel profesional y lo hizo debutar. Jugó mucho tiempo con él en la reserva. Es otro de los jugadores de abajo que tuvo la posibilidad de ponerse la rojiblanca.

 

Afuera, los hinchas se hicieron sentir

 

Desde temprano se observó movimientos en las adyacencias del 15 de Abril. Algunos se ubicaron en el cantero central de Boulevard y López y Planes, desplegando incluso una larga bandera. Otros lo hicieron frente a la puerta de la sede.

 

Los hinchas rojiblancos se hicieron sentir, incluso alentando al equipo -desde afuera del estadio- durante el desarrollo del partido. La policía los dispersó en algún momento, pero los simpatizantes tatengues no faltaron a la cita en este partido que, en teoría, es el último sin público en el 15 de Abril, ya que el próximo -ante Platense el viernes 8 de octubre- será ya con gente.

 

"El miércoles fuimos a la práctica con la idea de que el Vasco iba a seguir con nosotros. Es doloroso cuando un técnico se va, no es fácil digerirlo. Todos somos culpables, no sólo él. Al Vasco lo bancamos a muerte, como ahora lo hacemos con Tato y lo haremos con el técnico que venga, si es que viene otro".
Federico Vera, defensor de Unión

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe