https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 11.10.2021 - Última actualización - 10:02
9:55

Mirada desde el sur

La economía descalza y el peronismo en el zapato

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza

El Litoral en Google News



Mirada desde el sur La economía descalza y el peronismo en el zapato

Hay cuestiones en el sur santafesino que deben mencionarse. La pobreza, los fuera de la ley de mercado, los hambreados y los sin espaldas ni refugio. La Región Rosario es el 49% de la provincia. El sur completo el 65 % de los habitantes… y de los votos. Es importante su visualización.

 

Se puede aceptar que la pobreza no es una cuestión típicamente rosarina, pero eso no quita que suceda; los muertos de hambre y sin futuro están entre nosotros. La paja en el ojo ajeno tiene una ejemplificación formidable en el sur santafesino: droga, narcotráfico, policía y justicia corruptas, narcomenudeo y mayoreo, fideicomisos y dineros escondidos, políticos complicados y una sociedad que acepta Violencia Urbana, Código Narco y Corrupción Estructural como parte de su vida diaria sucede en estos pagos… como en cualquier otra gran ciudad de Argentina. Verlo en Rosario (editorializar con ello) quita la viga en el propio ojo. Así funcionan los MdeC con centrales en CABA.

 

LAS FORMAS DEL SIGLO XXI

 

En un video que publicó la cuenta oficial de la Casa Rosada, L-Gante le propuso al Presidente "cambiar los planes por trabajo".

 

"Yo tenía esa idea. Planes sociales por planes de trabajo", le dijo L-Gante a Alberto Fernández.

 

 

"Yo me pongo a pensar un poco en el futuro, me gustaría que en vez de agarrar una regalía se agarre un trabajo. Lo que ganaste, lo ganaste vos", agregó.

 

 

"Por mi parte, además de todo lo que habría para decir, te cuento algo. Hace una hora atrás estaba analizando comentarios en las redes sociales. Los comentarios malos eran de gente adulta hablando del porro y abrí debate: 'che, ¿no se pusieron a pensar que el alcohol y el tabaco traen un poquito más de problemas que la marihuana?' Y ahí los dejé debatiendo", respondió L-Gante cuando le preguntaron qué le pediría a los dirigentes del Congreso de la Nación.

 

"Si me junto con Alberto, le voy a decir que lo haga legal", dijo el cantante en relación con la marihuana.

 

El lenguaje es del parte oficial. El joven Valenzuela, un subproducto artístico, no cuenta con mi aplauso, pero el tema "Salario Básico Universal" tiene en sus argumentos la base más sólida.

 

 

La fórmula musical con el argumento: "legalícenla" suena clarita, clarita en sus declaraciones con Alberto Ángel Fernández porteño… y abogado.

 

 

Elías Valenzuela tiene Siglo XXI, Fernández lo dudo. Cristian Gabriel Álvarez Congiu, autor del tema que plantea la opción seguro que sí (Viejas Locas el conjunto musical).

 

CANJE Y TRUEQUE URBANOS

 

Algo que caracterizó el quiebre del 2001 fue el trueque, el canje, la vuelta a la ciudad como feudo, según definía Ortega y Gasset (Técnica del azar, Técnica del artesano, Técnica del técnico y progreso infinito) donde el retorno a la técnica del artesano pone a todos en feudo y campiña, en burgo y muralla de entrada. En cuero por trigo, espada por armario; Club del Trueque. Monedas de cartón (los "créditos") la confianza del pobre que debe buscar -trocando- la comida y el abrigo.

 

Diario regional, La Capital, tituló un día: 39,85% de pobreza. Otro día: se abrieron dos nuevas ferias comunitarias, que ya suman 40 y que éstas, que completan el número, funcionan en la "plaza de Tribunales" y en "La Peatonal" y debe aclararse: en la cuadra donde funciona la sede del Jockey Club Rosario (entre Maipú y Laprida).

 

 

Pocas cosas más cercanas al símbolo de la verdadera situación de la Región. Se insiste: Región Rosario. Esto no es una ciudad.

 

 

"El Roperito", una de las primeras ferias de trueque del 2001 (y sobreviviente) no es una benévola mirada folk sino un sitio donde lo usado se cambiaba -se cambia- por algo más útil, imprescindible, necesario. Sobrevive en aquel histórico barrio prostibulario, Pichincha. No es casualidad, en Secretaría de Cultura de la ciudad asumió el creativo plástico que "Inventó" aquello, el compañero peronista Dante Taparelli.

 

SINDICATOS DE LA POBREZA

 

Reproducimos Wikipedia. "La economía popular surge cuando los sectores excluidos del mercado laboral crean su propio trabajo. En algunos casos también crean sus propios circuitos de comercialización, como ferias o venta ambulante. No se trata de casos aislados, sino de un fenómeno que está presente en todos los países del mundo y abarca a una gran parte de la población. Si bien es producto de la exclusión que genera el desarrollo actual del capitalismo, la economía popular no está completamente separada de la economía global de mercado. Los puntos de conexión son múltiples, tanto al nivel de la producción como del consumo".

 

POBRES VERSUS POBRES

 

Seguimos con Wikipedia. "Toda persona que, de manera independiente, ya sea en forma individual y/o colectiva, realiza una actividad creadora y productiva por cuenta propia. El concepto de trabajador de la economía popular excluye expresamente cualquier individuo bajo relación laboral de dependencia, sea ésta registrada o no registrada, del sector público o privado. Sin embargo, es importante entender que muchas conquistas de este sector laboral están vinculadas a programas sociales con financiamiento estatal, pero esto no implica que sean trabajadores del estado y, por ende, siguen siendo trabajadores y trabajadoras de la economía popular".

 

 

EL SINDICATO QUE MÁS DUELE

 

 

Cuando estas agrupaciones se plantan frente al Estado a dialogar o resolver cuestiones sindicales, producto de las diferentes condiciones laborales la mirada hay -en Argentina- un punto Aleph: el peronismo y sus leyes, desde 1946 en adelante.

 

Ahora… paritarias. No es igual la discusión entre trabajador y patrón, si la tercera pata en la discusión es el Estado (un arbitraje obligatorio) y ahí es donde el peronismo marcó la diferencia desde 1946 en adelante. El Peronismo es un Partido del Poder, un Partido del Estado.

 

EL DELEGADO AUSENTE

 

El tema laboral y de representatividad se vuelve controversial e inexplicable para toda la literatura sociopolítica y de Jurisprudencia del Trabajo por fuera de Argentina.

 

El peronismo es el Estado Sindicalmente Organizado y el Partido Justicialista apenas un arma electoral. El tercio de las representaciones políticas se corresponden (correspondían) con el aparato gremial y el Peronismo era -es- un movimiento aluvional que responde a las leyes de la hidrodinámica, con vértice y corrientes de potencia. Pirámide. Vértice. Jefatura. Unicato.

 

 

LA PESTE COMO LA LUZ QUE ILUMINA

 

 

Cuando, debido a la Pandemia, las organizaciones de los que nada tienen y reciben una dádiva, subsidio, un plan del Estado para no morir, no desaparecer absolutamente ante la hambruna y la intemperie, marcharon sobre el gobierno, la ciudad, sus calles, con pancartas y sin barbijos, quedó en claro una cuestión basal: el 40% del país pertenece a un sindicato que no tiene sueldo, contraprestación, estatuto y/o leyes laborales y exige ser escuchado, atendido, recompensado. Viven y desean seguir viviendo. Salud. Educación. Comida. Contrato Social. Otro.

 

LA MISERIA MATA AL PERONISMO

 

Descalzos en mitad de la larga marcha hacia algún lado (¿dónde, dónde la respuesta ante una economía que no los calculó y sin embargo están y una pirámide social que no los registra pero debe contenerlos…?) deambulan mientras un padrón electoral los suma sin saber, en este año 21 del nuevo siglo, cuántos son, y cómo se recortan de los que están registrados y pagan impuestos, de los que intentan producir y ser recompensados.

 

El peronismo, el argumento básico de Perón y su esquema fue/es, subamos la escala, reconozcamos a los que eran humillados, aplastados y su trabajo mal recompensado por una descompensación en la relación Capital y Trabajo.

 

 

El peronismo no tiene respuesta para un 40% del país (puede ser más) que exige comer y cobrar un sueldo, que logró sindicalizarse ante la nada, ante el desierto, ante el espanto. Para simplificar la angustia: el peronismo es un modelo del siglo XX, una respuesta para aquella injusta sociedad sin eso, sin Justicia Social, que la peste desnudó como incompleto (¿inútil?) ante el problema de almanaque: Siglo XXI.

 

 

El 40% del país pertenece a un sindicato que no tiene sueldo, contraprestación, estatuto y/o leyes laborales y exige ser escuchado, atendido, recompensado. Viven y desean seguir viviendo. Salud. Educación. Comida. Contrato Social. Otro.

 

El peronismo no tiene respuesta para un 40% del país (puede ser más) que exige comer y cobrar un sueldo, que logró sindicalizarse ante la nada, ante el desierto, ante el espanto. El peronismo es un modelo del siglo XX.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe