https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 20.11.2021 - Última actualización - 14:25
13:08

Este domingo desde las 19.15 se reedita la final del 4 de junio

Colón no quiere volver "bochado" de la Academia

Los sabaleros visitan a Racing, los dos equipos protagonistas del choque decisivo de la Copa de la Liga Profesional. Se juega en el cilindro de Avellaneda y dirigirá Diego Abal. Ambos equipos tienen bajas en la formación titular.

Una toma diferente del gol de Aliendro en la final jugada en San Juan. Ambos equipos vuelven a enfrentarse en Avellaneda, donde Colón, la última vez que jugó allí, ganó 3 a 1 y clasificó para la Sudamericana de 2019. Crédito: Fernando NicolaUna toma diferente del gol de Aliendro en la final jugada en San Juan. Ambos equipos vuelven a enfrentarse en Avellaneda, donde Colón, la última vez que jugó allí, ganó 3 a 1 y clasificó para la Sudamericana de 2019.
Crédito: Fernando Nicola

Una toma diferente del gol de Aliendro en la final jugada en San Juan. Ambos equipos vuelven a enfrentarse en Avellaneda, donde Colón, la última vez que jugó allí, ganó 3 a 1 y clasificó para la Sudamericana de 2019. Crédito: Fernando Nicola

El Litoral en Google News



Este domingo desde las 19.15 se reedita la final del 4 de junio Colón no quiere volver "bochado" de la Academia Los sabaleros visitan a Racing, los dos equipos protagonistas del choque decisivo de la Copa de la Liga Profesional. Se juega en el cilindro de Avellaneda y dirigirá Diego Abal. Ambos equipos tienen bajas en la formación titular. Los sabaleros visitan a Racing, los dos equipos protagonistas del choque decisivo de la Copa de la Liga Profesional. Se juega en el cilindro de Avellaneda y dirigirá Diego Abal. Ambos equipos tienen bajas en la formación titular.

Son puntos en juego que le sirven más, desde lo matemático, a Racing que a Colón. Más desahogado luego de la victoria en Tucumán, el equipo de Gago está a dos puntos de la Sudamericana, que es el objetivo más cercano. En cambio, Colón ya consiguió lo que el resto busca: la clasificación para una copa internacional (la Libertadores) y llega con la chapa de ser el último campeón del fútbol argentino, justamente venciendo en la final al rival de este domingo. Esto, desde la visión matemática del partido. Después, está claro que Colón sabe que está en la recta final hacia otro partido que será histórico para el club y que debe reencontrarse con su mejor forma física y futbolística para llegar diez puntos a ese encuentro decisivo del 18 de diciembre, por ahora en Santiago del Estero.

 

Hay ausencias para este partido, sobre todo en el fondo. Goltz se recupera de un desgarro, Delgado también evoluciona de una lesión y Garcés está suspendido. Sin tres centrales habitualmente titulares, Domínguez "improvisa" en cierta forma con una dupla central que casi no jugó (Bianchi-Piovi), más Meza y Gallardo por los laterales. En el medio, vuelve a jugar con cinco volantes, algo que se hizo recurrente en otros tiempos. Domínguez siempre apostó a jugar con cinco defensores o con cinco volantes. O con ambas variantes, teniendo en cuenta el movimiento de los carrileros. Ahora, obligado por las circunstancias ante la suspensión de Facundo Farías, vuelve a un esquema que el plantel conoce a la perfección.

 

El título de campeón tuvo, entre otros fundamentos, la gran capacidad de gol que tuvieron los volantes. En eso se destacó Colón. Y mucho. Más allá de que encontró un muy buen rendimiento del Pulga Rodríguez, también en ese rubro, pero los goles de Aliendro, Castro, Bernardi (como pasó en la final) fueron sumando eficacia al juego de un equipo que encontró una identidad de juego que lo llevó al histórico logro.

 

 

 

En este partido, esa constelación de volantes seguramente tendrá obligaciones ofensivas para varios de ellos. Sacando Lértora, que es el jugador que da equilibrio pero que también aporta lo suyo en el juego aéreo ofensivo (siempre gana una en el área rival), los otros volantes que pondrá ante Racing son jugadores con llegada. Aliendro, Castro, Bernardi y Ferreira también aportan manejo de pelota. Y ahí es donde Colón intentará prevalecer, ante un equipo que tiene un técnico con una filosofía bien definida que es la de intentar jugar bien al fútbol, algo que consiguió durante una parte de su ciclo en Aldosivi y que ahora quiere imponer en este Racing conflictuado, que busca resultados en esta parte final del año para, al menos, entrar en la Sudamericana del año que viene.

 

11 titulares

De Domínguez para enfrentar a Racing: Burián; Meza, Bianchi, Piovi y Gallardo; Aliendro, Lértora, Castro, Ferreira y Bernardi; Lucas Beltrán.

 

Dos bajas en Racing

 

Confirmadas oficialmente las lesiones de Eugenio Mena y Matías Rojas, Fernando Gago buscará variantes tanto en la defensa como en la parte ofensiva para jugar ante Colón este domingo a las 19.15 en Avellaneda. Ambos jugadores padecen desgarros por lo que a priori se perderían lo que resta del torneo, dos bajas sensibles en el armado del once ideal que piensa Fernando Gago.

 

 

El once probable que Fernando Gago piensa para recibir a Colón en el Cilindro de Avellaneda, sería con: Gabriel Arias; Iván Pillud, Leonardo Sigali, Nery Domínguez, Fernando Prado; Leonel Miranda, Mauricio Martínez, Carlos Alcaraz; Enzo Copetti, Javier Correa y Lisandro López, un dibujo táctico de 4-3-3.

 

Gago le tiró flores a Colón en la última conferencia de prensa, al punto tal que dijo que se trataba de un muy buen equipo y que el de este domingo será un "duelo de estrategias".

 

Convocados

Eduardo Domínguez llevó a Buenos Aires a dos jugadores de las inferiores sabaleras. Se trata de los marcadores centrales Elías Fugas, santotomesino de 20 años, buena altura (1.90) y Leandro Quiroz, 17 años, zurdo, oriundo de San José del Rincón.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

El Litoral en Google News


Temas:

Además tenés que leer:




#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Coronavirus