Edición del Miércoles 20 de mayo de 2009

Edición completa del día

Edición impresa del 20/05/2009 | Opinión Opinión

Nuevas acciones antisemitas

Una banda de ultraizquierda fue la responsable del ataque contra una concentración de argentinos practicantes de la religión judía que recordaban un nuevo aniversario de la fundación de Israel. Encapuchados y armados de palos y cachiporras atacaron a la gente. En otros tiempos, operativos de esta naturaleza los organizaban los tradicionales grupos de la derecha extrema, quienes en nombre de Hitler procedían a atacar a los judíos.

Un verano peligroso para toreros y para Hemingway

Ernest Hemingway había llegado a la ciudad española de Málaga hace 50 años para mostrar al público estadounidense el mano a mano entre dos toreros en la serie de reportajes “Un verano peligroso”, que resultó especialmente peligroso para el escritor, que se suicidó meses después de su última visita.

Al margen de la crónica

La inseguridad no tiene nada de sensación

Eran las 11 de la mañana del sábado cuando un hombre de aproximadamente 70 años caminaba por calle Tucumán entre 9 de Julio y San Jerónimo, con dirección hacia el oeste. No estaba acompañado por nadie, pero a su-...

Radiografía de las colas

Cola para pagar impuestos, para cobrar la jubilación, para gestiones de obra social, para registro civil, para renovar patentes... y la lista es prácticamente inagotable. Si usted tiene veinte años y está aguardando su turno en una cola kilométrica, cuando la demora ya pasa de una hora se siente como brioso y reprimido potrillo pronto a dispararse y provocar una espantada general. En cambio, si usted tiene más de sesenta años, lo que es más frecuente por tratarse de edad jubilatoria, al cabo de la fatal demora si padece reuma o artrosis comenzará a experimentar como si le clavaran agujas en el lugar afectado y su mirada buscará, como la de quien se está ahogando, un asiento para aliviar su malestar, con el riesgo de perder su posición en la cola.

La ejecución de Túpac Amaru

Los caballos no pudieron descuartizarlo. Los señores y señoritas que contemplaban la fiesta en la Plaza de Cuzco no podían disimular su desencanto. No era para menos. El día era desapacible, hacía horas que estaban sentados-...



Necrológicas Anteriores